Los informes policiales jurados dicen que el asesor principal de la campaña Trump y ex director de campaña, Brad Parscale, golpea a su esposa y representa una amenaza de dañarla a ella y a él mismo. En cinco informes narrativos, los oficiales detallaron cómo Parscale también pudo haber cometido infracciones con armas de fuego, una simple agresión por violencia doméstica y haberse resistido el arresto.

Ayer, Brad Parscale golpeó físicamente, antes de amenazar a la Sra. Candace Parscale con su arma después de que tuvieron un altercado verbal, antes de resistirse al arresto cuando el equipo SWAT del Departamento de Policía de Fort Lauderdale trató de detenerlo. Los oficiales retiraron diez armas de fuego de la casa del exgerente de campaña de Trump, incluido un rifle, una escopeta y un costoso rifle de defensa Daniel estilo AR-15 .

La noticia de la detención de PARSCALE rompió a última hora de la noche sin ningún otro detalle después que la policía lo detuvo bajo la Ley Baker, de la Florida, lo que permite una retención por problemas de salud mental de hasta 72 horas para una persona que parece ser una amenaza para ellos o para otros. ¿Será una ley que todos los ex gerentes de campaña de Trump terminan presos, locos o ambas cosas a la vez?

The Washington Press obtuvo una copia exclusiva de los informes jurados de incidentes policiales de Parscale y del informe de llamadas de servicio del Departamento de Policía de Fort Lauderdale. (incrustado abajo)

Estos cinco informes narrativos y los registros de servicio pintan un retrato gráfico de una esposa maltratada que huye de su casa para salvar su vida, sin nada en la mano, ni siquiera su teléfono celular, después de que su esposo borracho la amenazara con un arma cargada dentro de su casa de $ 2.4 millones frente al mar.

Varios agentes de Fort Lauderdale informaron que Candace Parscale tenía numerosos rasguños y moretones en los brazos y, específicamente, contusiones en la mejilla y la frente. Los oficiales fotografiaron las lesiones de la Sra. Parscale y las subieron a Evidence.com.  Aquí hay un extracto del informe: 

Según el informe del oficial Steven S. Smith, notó que el oficial de campaña de Trump “apretó la corredera” de su arma, amartillando el arma para prepararla para disparar “justo en presencia de su esposa. Candace Parscale temió tanto por su seguridad que huyó de inmediato …

Smith informó que el vecino de Parscale era un “testigo independiente” que vive “un par de casas más abajo” y dio “credibilidad a la historia coherente” y “también fue testigo de los moretones de Candace Parscale“.

En Florida, es un delito menor de primer grado exhibir indebidamente un arma de fuego “de manera grosera, descuidada, enojada o amenazante, no en defensa propia necesaria“. Parscale no fue arrestado ni citado por violaciones de armas. El resto del informe de Smith describe el incidente desde la perspectiva de Candace Parscale:

Después de que Brad Parscale envió a su esposa a huir por su vida, ella le dijo al oficial T. Skaggs que escuchó un “fuerte golpe“, que pensó que era un disparo que sonó desde su casa poco después de huir. Ella les dijo a los oficiales que su esposo no se suicidó solo porque después de que ella huyó, él comenzó a despotricar en voz alta y a agitar al perro familiar.

El oficial Skaggs se comunicó con Parscale por teléfono y observó que hablaba mal. Cuando se negó a salir de casa, un Equipo de Acción Inmediata de SWAT fue enviado a la elegante residencia ubicada a solo unas cuadras del famoso Las Olas Boulevard de Fort Lauderdale.

Mientras llegaba el equipo SWAT, uno de los amigos de Brad Parscale en la fuerza policial hizo una llamada a su amigo común, el oficial Christopher Wilson, advirtiéndole que el operativo político se enfrentaría a los oficiales fuertemente armados en su casa. Wilson acababa de dejar su deber habitual en una protesta y se dirigió a la casa de su amigo “se le informó que Brad se negaba a salir de su casa para hablar con ellos después de amenazar a su esposa con un arma“.

Luego, Wilson convenció a Parscale de que saliera de su casa y llegara al borde de la entrada para hablar con la policía, lo que hizo con una cerveza en la mano. Su amigo describió al exgerente de campaña de Trump como “claramente intoxicado“, pero no escribió en su narrativa cómo el operativo político se resistió al arresto.

Sin embargo, el oficial de SWAT Matthew Moceri llenó los espacios en blanco sobre el “sujeto armado con barricadas“, a quien describió como “sustancialmente más grande que él” que “desobedeció” sus cinco órdenes legales de someterse a un arresto. Aquí hay un extracto de su informe:

Eso obligó al oficial Moceri a arrestar al hombre más grande con un “derribo de doble pierna” porque estaba “usando pantalones cortos con bolsillos que fácilmente podían ocultar un arma de fuego“.

Con respecto al arresto, el oficial Smith informó que el asesor principal de Trump emitía un “fuerte olor” que pensó que era del alcohol, y señaló que un cacheo mostró que estaba desarmado, pero que “una de las armas de fuego de Brad Parscale que se recuperaron dentro de la residencia era lo suficientemente pequeña como para esconderse en un bolsillo “. También señaló que solo “después de negarse a cumplir con las órdenes, los operadores lo llevaron físicamente al suelo para establecer el control y ponerlo bajo custodia”.

En otras palabras, varios oficiales abordaron a Brad Parscale para arrestarlo después de que se negó a cumplir con las órdenes de los oficiales.

“Los asaltos familiares e íntimos que involucran armas de fuego tienen 12 veces más probabilidades de terminar en una fatalidad que aquellos no asociados con armas de fuego”, según el Florida Bar Journal, los hogares con armas tienen casi ocho veces más probabilidades de involucrar un homicidio con arma de fuego por parte de un miembro de la familia o conocidos íntimos que en hogares sin armas “.

En Florida, es un delito menor resistir a un oficial sin violencia, aunque el Sr. Parscale no fue acusado de ningún delito penal por violaciones de armas de fuego, agresión simple, ni los informes aclaran por qué ese es el caso.

Mientras estaba bajo custodia, Parscale les dijo a los oficiales que no estaba tomando ningún medicamento ni padecía ninguna enfermedad mental, aunque su esposa les dijo a los oficiales sin fundamento que él “sufre de PTSD”.

El oficial en la escena aún decidió no arrestar a Parscale y en su lugar invocar la suspensión de salud mental debido a “el comportamiento violento de Bradley, su consumo de alcohol, su estado mental agitado y sus comentarios previos de suicidio“.

Nota del autor: Puedes prevenir los suicidios llamando al 1800-273-8255. Los sobrevivientes de violencia doméstica pueden llamar al 1−800−799−7233 para obtener ayuda.

.