La celebración del cumpleaños nace dentro del dominio de la magia y la religión. En la antigüedad, las costumbres de felicitar, dar regalos y hacer una fiesta —con las velas encendidas que la completan— tenían el propósito de proteger de los demonios al que celebraba su cumpleaños y de garantizar su seguridad en el año entrante… Excepto en el caso de que quien cumple años sea precisamente “el Diablo”.

Ayer 14 de Junio hizo setenta y tres años que el mundo recibió un doloroso y quizás inmerecido castigo por el nacimiento del hombre que se convertiría en el peor presidente de la historia de los Estados Unidos.

Si bien el cumpleaños de un presidente debe ser un momento para celebrarlo, a él y sus logros, con Donald Trump se siente mucho más cerca de un día de luto. Imagínese cuánto mejor sería este mundo si su madre nunca hubiera dado a luz a un ogro así.

Dado que la mayoría de los estadounidenses sanos no tienen ninguna razón para organizar una fiesta para el hombre que trabaja activamente para socavar nuestra democracia, muchos de ellos encontraron una manera inteligente de fastidiarlo al lograr que el hashtag #JohnMcCainDay haciendo tendencia en Twitter, una acción que seguramente enfureció a un presidente que despreció al difunto senador y tanto peleó con él. Y que de seguro le echó a perder el día.

.

.

Trump ha demostrado ser incapaz de honrar el legado de McCain, porque está consumido por la inseguridad y los celos cuando se compara con el querido héroe de guerra. Recientemente, la Casa Blanca solicitó que el nombre del acorazado USS McCain quedará fuera de la vista por la visita de Trump a Japón. Aparentemente, incluso allí la mera vista del apellido del senador es demasiado para nuestro hiper sensible caricatura de presidente.

Los muy abundantes tweets por el día de #JohnMcCain consistieron principalmente en una efusión de amor y aprecio por McCain, quien, incluso si uno no estaba de acuerdo con sus muchas políticas problemáticas, era un patriota innegable, un hombre que amaba a este país de una manera que Trump nunca ha hecho y nunca lo hará. Vale la pena celebrar la vida del fallecido senador, y en muchos sentidos, este país es mejor por la manera en que él lo sirvió. No se puede y no se dirá lo mismo de Donald J. Trump.

Si bien el Día de McCain es solo una tendencia en Twitter, una oportunidad para recordarlo, no es inconcebible que algún día se convierta en un feriado nacional oficial. Una cosa que es segura es que nunca habrá un “Día de Trump”, no a menos que se haya creado para celebrar el día en que finalmente sea expulsado de 1600 Pennsylvania Avenue.

Andy Lassner: “Honrando a un héroe estadounidense hoy.

Celebremos hoy el cumpleaños de Donald Trump con la tendencia del Día de John McCain.

Estoy seguro de que esto significaría mucho para un patriota como Donald Trump “. #JohnMcCainDay
.


.

CNN: “El 14 de junio es el día de la bandera.

El 14 de junio es el cumpleaños del presidente Trump.

Y en Twitter, el 14 de junio es #JohnMcCainDay “.
.


.

Si quieres ver más de los mejores tweets de este día, lo puedes hacer aquí.