Algunos fieles lectores por los últimos dos años ya me conocen. Soy el Dr. Tejeda, o simplemente Manuel para la gente buena que me quiere bien. Esos ya saben que no soy mexicano por nacimiento. Soy más bien un pretendiente a “latinoamericano universal“, si un día llego a ganarme ese título por haber aportado algo que lo amerite. También saben que tengo una relación especial con México por los años que allí viví.

Pero no sólo. Creo que todos los latinoamericanos, en un momento u otro, de un modo u otro, hemos sentido el apoyo de esa nación, el abrazo a veces esquivo, pero siempre firme, de los mexicanos y mexicanas. Esa gran nación, que por estar más cerca del Norte “revuelto y brutal“, como lo calificara el José Martí de todos (al que no pueden acusar de comunista porque dejó bien claras sus ideas) ha desempeñado un extraordinario papel en ser quizás el estandarte de la dignidad latinoamericana frente a turbios intereses que con gusto nos hubiesen tragado de no verse enfrentados a nuestra feroz resistencia.

Entonces a nadie extrañará que reproduzca aquí, abusando de mis privilegios como Editor en Jefe del Diario Latinoamericano, este fabuloso escrito que mi querida amiga Ileana Escoriza -muy atinada siempre en sus pronunciamientos- publicó en Facebook, de una fuente anónima según ella.

Se trata de una conversación IMAGINARIA (pero que muy bien podría ser real) entre un Mexicano y un Gringo. Excelente, en mi modesto entender de las cosas. Y sólo me gustaría aclarar algo: en este caso “Gringo“, vocablo tantas veces usado de forma despectiva se refiere a aquellos que se empeñan en desconocer el legado histórico y actual de nuestros países, no a todos los estadounidenses.

Yo mismo ya soy estadounidense. Ileana también lo es. Y muchos otros, de origen anglo, asiático, africano o de donde sea, que son gente muy decente, que apoyan un mundo mejor y son paladines del respeto y la verdadera democracia. Esos no son GRINGOS. Son nuestros queridos amigos y hermanos ESTADOUNIDENSES.

Y ahora sí, manos a la obra y les adjunto, con algunas pequeñas correcciones de estilo, la publicación de mi amiga:

El Gringo dice: -¡Hola!, ¿de dónde eres?

El Mexicano responde: – Hola, soy de México.

Gringo: – Aahh! La tierra del Chapo Guzmán, los narcos, la marihuana, crimenes y extorsiones.

Mexicano – Disculpe es usted adicto, ¿verdad?

Gringo – No!!! ¿por qué?

Mexicano: -Porque si usted fuera deportista me habría identificado con Ana Guevara, Hugo Sanchez, Julio Cesar Chavez, el Finito López, el Chicharito Hernández, el Canelo Alvarez, Rafael “Rafa” Márquez, etc.

Y si usted fuera culto, me habría preguntado sobre las grandes culturas como los Mayas, los Aztecas, los Olmecas, los Chichimecas.

Y si usted hubiera viajado me preguntaría por nuestras ruinas arqueológicas, ciudades coloniales, las grandes megalópolis o nuestras exhuberantes playas, incluso por nuestra biodiversidad de selvas, playas, desiertos o bosques.

Me habría identificado con nuestros grandes pintores, Diego Rivera, Rufino Tamayo, Frida Khalo, José Clemente Orozco, o nuestros compositores: Agustín Lara, Consuelo Velázquez, Armando Manzanero, Juan Gabriel, Jose Alfredo Jimenez, o nuestros escritores y poetas: Sor Juana Inés de la Cruz, Juan Rulfo, Octavio Paz, Juan José Arreola, Elena Poniawtoska, Amado Nervo, Jaime Sabines, o nuestros inventores y científicos: Manuel Mondragón, Guillermo González Camarena, Luis Ernesto Miramontes, nuestros cineastas: Ismael Rodríguez, Emilio Fernández, Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu, Emmanuel Lubezki e incluso Luis Buñuel que siendo español adopto la nacionalidad mexicana.

Y si usted fuera un gourmet me habría preguntado por los Tamales, la Cochinita Pibil, el Mole, el Adobo, los chilaquiles, los Chiles en Nogada, el Guacamole, el Pan de Muerto, etc. Por nuestras bebidas: el pulque, tequila, mezcal, los vinos y las cervezas.

Sin embargo, veo que solo conoce al proveedor de su adicción!!!

Sólo quiero probarle que México es mucho más de lo que la gente ignorante cree. Que somos muchos mexicanos honestos, que incluso si no nos conoce le abriremos las puertas de nuestra casa y le encantará conocernos y visitarnos, porque Mexico es aún muchísimo más maravilloso de lo que yo pueda contarle!!

Así que cuidado Extranjero, Lee y conoce para poder Opinar y Calificar !!

.

Y yo puedo atestiguar todo eso. Y aún añadir más: ¡Gringo!, si hubieras vivido en México como yo, hablarías de su bondad extraordinaria, de su capacidad de asumir tu sufrimiento como el suyo propio, de su extraordinario sentido de la amistad una vez te entregan su corazón. Del extraordinario coraje de las madres mexicanas y del valor de sus aguerridos hombres…, que va muchos más allá de los que los medios de comunicación muestran de ese singular país.

Hoy los Trumpistas atacan a México “porque no quiere pagar el dichoso muro de Trump – inservible e ineficiente” y atacan a los Mexicanos porque su Presidente le dice que “son (que somos, porque para él -en su proverbial ignorancia- todos los del Río Bravo a la Patagonia somos mexicanos) asesinos, narcotraficantes y violadores“, aún cuando las estadísticas demuestran lo contrario.

Pero, querido lector, vuelve a leer por un momento el texto anónimo y recuerda, que ni México es el Chapo Guzmán, ni Colombia es la cocaína, ni Cuba es sólo ron y tabaco, ni Argentina tango y milongas. Somos, incluyendo al resto de los países que por razones de espacio no menciono, más que eso. Mucho más.

Somos honor y fuerza. Dignidad y futuro. Y al que no lo crea, le invitamos a visitar Latinoamérica. O leer los periódicos el día siguiente a las Elecciones del 2020.

.

Puedes seguir al Dr. Manuel Tejeda aquí.