Ayer, la despreciable Secretaria de Educación de Trump, Betsy DeVos, hizo titulares al comparar absurdamente “ser pro-abortista con ser pro-esclavitud“. Durante un discurso ante la Universidad Cristiana de Colorado en un evento en el DC, la Secretaria dijo que el Presidente Lincoln luchó fuerte contra “los argumentos de quienes están a favor del derecho a elegir” durante su presidencia.

Ellos sugirieron que la elección de un estado de ser esclavo o ser libre no tenía ningún sustento moral. Bueno, el presidente Lincoln les recordó a los partidarios del derecho a elegir que una gran parte del pueblo estadounidense no considera este asunto como algo muy pequeño. Lo consideran un gran mal moral”, dijo Davos.

Si bien este tipo de retórica vacía es ciertamente normal para el curso de esta administración, aún debe ser condenada en tiempos no inciertos. No solo no hay similitudes entre permitir que las mujeres tengan control sobre sus propios cuerpos y literalmente poseer a las personas, sino que la sugerencia en sí misma es un menosprecio profundamente ofensivo de la esclavitud. Es el tipo de cosas que solo un ignorante completo o el tipo más cínico de complacencia republicana podría decir. Bestsy DeVos resulta ser ambos.

Desafortunadamente para nuestra Secretaria de Educación, la Representante Ayanna Pressley (D-OH) leyó los comentarios idiotas de Davos y decidió intervenir.

“Querida Betsy”, comenzó. “Como mujer negra y presidenta del grupo de trabajo sobre el aborto, te invito a que vengas al Capitolio y me lo digas a la cara. Agradecería la oportunidad de educarte”, escribió Pressley.

Por supuesto, como todos los miembros de esta administración vergonzosa, DeVos es una cobarde de corazón. No hay forma de que tenga el coraje de sentarse con una mujer inteligente como Pressley y defender sus opiniones tontas. Hacerlo revelaría que sus creencias no solo son estúpidas y arbitrarias, sino profundamente crueles.

Ahora, más que nunca, necesitamos defensores como Pressley para defender el derecho de una mujer a elegir. Justo hoy, la administración Trump anunció que irá tras California por su mandato de cobertura de aborto. DeVos, y lo que es más importante, el ogro para el que trabaja, representan una grave amenaza para las mujeres en todo el país. Este noviembre es un momento crucial para Estados Unidos, y no hay excusa para no votar para expulsar a estos monstruos.

Querida Betsy

Como mujer negra y presidenta del grupo de trabajo sobre acceso al aborto, te invito a que vengas a la colina y me lo digas a la cara.

Agradecería la oportunidad de educarte.

Saludos,
Congresista Ayanna Pressley https://twitter.com/thehill/status/1220489928431296512 …

.

.

NOTA DE LA REDACCIÓN: Institucionalmente, este periódico digital no está favor del aborto y quisiéramos que se utilizasen todos los métodos posibles de anti concepción para no tener que llegar a ese traumático momento, pero apoyamos el derecho de las mujeres a elegir dentro del plazo de tiempo que establece la ley y la práctica médica.

Este tema es algo que los republicanos usan como parte de sus hipócritas prácticas, pretendiendo preocuparse del feto que aún no tienen 3 meses en el vientre de su madre, cuando no se preocupan por los miles y miles de niños que cada año llenan los orfanatos de este país porque sus madres no están en condiciones de cuidarlos y mantenerlos, o de los más de 4 millones de niños sin cobertura médica o de los cientos de miles que se acuestan con hambre en el supuestamente país más desarrollado país del mundo.

La forma de eliminar o reducir el aborto a la mínima expresión es luchando contra la pobreza y las desigualdades extremas, educando a las jóvenes generaciones y creando condiciones de trabajo y de vida diferentes, no violando sagrados derechos constitucionales.