Si bien el control total de Donald Trump sobre el Partido Republicano ha estado claro desde hace años, todavía desconcierta la mente al ver cuán servilmente le lustran las botas sus aduladores.

El líder de la minoría republicana Kevin McCarthy (R-CA) tocó un nuevo mínimo el sábado cuando criticó a Biden por no tener la “energía” que tiene Donald Trump.

“En ningún momento, habiendo conocido a Joe Biden desde hace bastante tiempo, tiene la energía de Donald Trump. Ambos lo sabemos. Donald Trump no necesitaba dormir cinco horas por noche y estaría comprometido. Si llamaba a Donald Trump, él se pondría al teléfono antes que el personal ”, dijo McCarthy a Sean Hannity luego de su primera reunión con el nuevo presidente.

Comparar la resistencia de dos hombres de setenta y tantos años es absolutamente ridículo en sí mismo, pero la idea de que el propio Donald Trump sea un individuo de “alta energía” es ridícula. Trump fue, con mucho, el presidente más vago en ocupar un cargo, después de haber pasado la mayor parte de su presidencia jugando golf (aproximadamente 261 veces) o viendo televisión y tuiteando enojado respecto a todo y a toidas las cosas de este mundo.

Después de que se aprobaron los recortes de impuestos, prácticamente abandonó todos los esfuerzos para aprobar cualquier tipo de legislación importante, demasiado ocupado enfurecido por sus enemigos políticos y conspirando ilegalmente para desacreditar a su rival electoral de 2020.

De hecho, es muy bueno  que Joe Biden duerma la cantidad de horas que necesita y no se pase toda la noche navegando por Twitter y cada vez más enojado con todas las personas que lo critican como solía hacerlo Donald Trump.

El hecho de que el líder de los republicanos de la Cámara se sienta obligado a masajear públicamente el ego del ex presidente caído en desgracia como si fuera un niño particularmente voluble te dice todo lo que necesitas saber sobre el estado del conservadurismo moderno y el camino oscuro y tenebroso en el que la política en este país se está precipitando.