El presidente Trump comenzó su recién finalizado domingo diciendo a las cuatro mujeres más prominentes del Caucus Progresista de la Cámara de Representantes que “regresen a sus países” en una muestra sorprendente y repulsiva de racismo.

Al explotar una disputa inusualmente pública, pero relativamente menor, entre los líderes demócratas de la Cámara de Representantes y sus progresistas congresistas de primer año, Trump insinuó que las mujeres – las Rep. Alexandria Ocasio-Cortez (D-NY), Rep. Ilhan Omar (D-MN), Rep. Rashida Tlaib (D-MI), y Rep. Ayanna Pressley (D-MA) – no habían nacido aquí y les dijo que fueran a arreglar “sus propios gobiernos corruptos e ineptos” antes de tratar de arreglar los nuestros.

La mayoría de esas mujeres nacieron en los Estados Unidos, mientras que Ilhan Omar huyó de su tierra natal de Somalia y se convirtió en ciudadana en el 2000. Irónicamente, Alexandria Ocasio-Cortez nació en el Bronx, que es donde nació Donald Trump.

Pero sería igualmente repugnante si todas fueran inmigrantes que se convirtieron en ciudadanas ayer. Todos en los Estados Unidos son descendientes de inmigrantes o descendientes de los sobrevivientes del genocidio que algunos de esos inmigrantes cometieron contra la población indígena.

La Representante Ocasio-Cortez tomó Twitter y le disparó al presidente una poderosa respuesta, acusándolo por sus muchos crímenes, los males que él promueve, y por intentar imponer su visión retorcida y pervertida de un estadounidense supremacista blanco en un nación tan diversa como la nuestra.

Alexandria Ocasio-Cortez: “Señor Presidente, el país del que “vengo” y el país al que todos juramos lealtad, es Estados Unidos.

Pero teniendo en cuenta cómo usted ha destruido nuestra frontera con campamentos inhumanos, todo en beneficio suyo y de las entidades que se benefician de ello, tiene toda la razón acerca de la corrupción que se encuentra a sus pies … “

Donald J. Trump: “Muy interesante de ver a congresistas demócratas “progresistas”, que originalmente provienen de países cuyos gobiernos son una catástrofe total y absoluta, la peor, la más corrupta e inepta de cualquier parte del mundo (si es que acaso tienen un gobierno en funcionamiento todos), ahora en voz alta …… “

Alexandria Ocasio-Cortez: “Usted está enojado porque no cree en una América donde represento a Nueva York, donde la gente buena de Minnesota eligió a Ilhan, donde Rashida Tlaib lucha por las familias de Michigan, donde Ayanna Pressley defiende a las niñas pequeñas de Bostón”.

Alexandria Ocasio-Cortez: “Usted está enojado porque no puedes concebir una América que nos incluya. Usted se apoya en una América asustada para su propio saqueo”.

Usted no aceptará una nación que considere la atención médica como un derecho o la educación como una prioridad No. 1, especialmente de la manera que lo hacemos los que luchamos por ella.

Sin embargo aquí estamos”.

Alexandria Ocasio-Cortez: “Pero, ¿sabe cuál es el problema de todo esto, señor presidente?

Además de no aceptar a un Estados Unidos que nos eligió, usted tampoco puede aceptar que no le tememos.

No puede aceptar que denunciaremos lo que ustedd está haciendo y ofreceremos una visión positiva para este país. Y eso es lo que le pone tan furioso”.

Ocasio-Cortez realmente rompió el record con su último tweet, identificando la verdadera razón detrás de la ira del presidente.

Donald Trump ha pasado toda su vida tratando a las mujeres como objetos, para verlas, usarlas y echarlas a un lado cuando pierde interés en ellas. El hecho de que vea a una mujer de color valiente y decidida  a enfrentar el infierno en el Capitolio y liderar las acusaciones contra su administración es una amenaza existencial para su cosmovisión, y es por eso que tiende a quitarse la capucha al atacar a AOC y su equipo.

Nuestra nación es una nación de inmigrantes, y la elección de mujeres como Ocasio-Cortez, Omar, Tlaib y Pressley es una celebración de los valores que verdaderamente hicieron grande a Estados Unidos en primer lugar. Necesitamos poner todo nuestro apoyo detrás de estas mujeres y elegir más como ellas para quebrar el poder de los supremacistas blancos como Donald Trump y sus amigos republicanos.