Cualquier intento serio de destituir a un Presidente en funciones, -incluso a uno tan inepto, corrupto e indeseable como Trump,- no es un proyecto fácil. En toda la historia estadounidense sólo tres presidentes han sido objeto de tal proceso. Dos de ellos fueron absueltos: Andrew Jackson (1865-1869) y Bill Clinton (1993-2001) y Richard Nixon (1964-1974) quien dimitió antes de que se llevara a cabo el juicio político en su contra.

Más difícil aún será en este caso, donde la mayoría del Senado está controlada por los Republicanos y presidida por una rata de la talla de Mitch McConnell, que ya se apresuró a decir que exoneraría a Trump, aún cuando no ha podido examinar toda la evidencia en su contra. Sin embargo, cada vez aparecen más elementos que parecen ayudar a la Cámara demócrata a lograr sus objetivos y que pueden poner contra la pared a muchos republicanos que defiendan al 45.

Ahora el abogado que está representando al primero de los informantes, Marz Zaid, acaba de confirmar hoy domingo que tiene un nuevo cliente, que también se trata de un miembro de una de las agencias de inteligencia estadounidenses y que tiene información de primera mano sobre los ya casi muy claros intentos de Trump para obligar a Ucrania a obtener información comprometedora sobre Joe Biden y su hijo Hunter.

Mientras su socio en el despacho de abogados, Andrew Bakaj, dijo que “Puedo confirmar que mi firma y equipo representan a varios denunciantes” sin aclarar a cuántos exactamente se refería, el Sr. Zaid informó que este segundo cliente ya habló al respecto con Michael Atkinson, el Inspector General de la Comunidad de Inteligencia, quien fue el que llevó la denuncia original al Congreso.

Esta nueva denuncia complica la defensa de Trump, basada fundamentalmente en que el primer informante “no tenía información de primera mano“, aún cuando toda la documentación obtenida hasta ahora en el proceso, confirma lo expresado en la queda del denunciante. Por supuesto, que eso no limitó al Maestro de la Distracción para atacar al supuesto nuevo informante en otro de sus infames tweets.

Donald J. Trump: “El primer así llamado “Denunciante de Información de segunda mano” entendió mi conversación telefónica de manera casi completamente equivocada, así que ahora se dice que van a la banca y tienen a otro “Denunciante” llegando desde el Estado Profundo, también con información de segunda mano. Que se reuna con Shifty. ¡Y que sigan viniendo!”

.

.

(Nota del Editor: para Trump “Estado Profundo” se refiere a un grupo de burócratas que supuestamente intenta menoscabar su gestión; y “Shifty” es el apodo con el que llama al Presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara, Adam Schiff).

Cualquiera que conozca a Trump ya, sabe que mientras más miedo tiene a algo, más intenta desviar la atención usando improperios y apodos que son típicos de los matones de barrio bajo y no de un presidente en funciones.

En tanto, la comunidad progresista de Estados Unidos saluda la aparición de un segundo informante, si es que de verdad existe y está dispuesto a brindar un testimonio de “primera mano”, pues eso no sólo desmonta la defensa de los Trumpistas de su anaranjado ídolo, sino que agrega evidencia al ya cargado expediente de Juicio Político.

.

El Frente Internacional Anti Trump (FIAT) se solidariza con el resto de las organizaciones que en todo el país hoy piden la destitución de Trump. Tú puedes hacer la diferencia HACIENDO CLIC AQUÍ y regalándonos un “ME GUSTA” e invitando a tus amigos a unirse a nosotros. Por favor, no lo dejes para después. Actúa AHORA.

.