Una de las geniales innovaciones de los mercaderes del desprecio, que se dedican a lucrar con las más sagradas necesidades humanas, es postear ofertas de trabajo fraudulentas con el objetivo de tomar tus datos para luego venderte productos, robar tu identidad o pedirte dinero a cambio de una promesa que nunca llegará a ser real.

Debes prepararte paara identificar ese tipo de “ofertas“:
Te dicen que no se requiere experiencia: para casi todo tipo de trabajo se necesita algo de experiencia… cuidado con aquellos puestos que aparentan ser “para todo el mundo“.

El Salario es demasiado alto: parece bonito, suena atractivo, pero cuando te parezca que están pagando mucho mejor que lo que esperabas, busca en Google cuánto es lo que normalmente se paga por ese tipo de puestos… si se va muy por encima de la media, al 99.99% es una estafa.

Necesitas transferir dinero: te dicen que te darán el trabajo, pero tienes que mandar un dinero para tal o mas cual trámite… ni se te ocurra!
Te ofrecen el puesto de inmediato: los reclutadores serios siempre harán una entrevista, aún si eres el mejor de los candidatos… querrán conocerte en persona, te invitarán a sus Oficinas…
Recibes un email de una dirección que no es la de negocios: o nada tiene que ver con la de la compañía de contratación de personal… ahí comienzan a pedirte ciertas cosas, entre ellas, que demuestres que sabes hacer el trabajo (y lo que quieren es que les hagas algo gratis) o que completes una larga encuesta (con lo cual están solucionando su investigación de mercado del trimestre sin costo alguno), etc.
Te proponen hacer la entrevista vía IM (mensajero instantáneo): eso significa que no verás la cara de tu reclutador… En nuestro mundo hiper tecnológico es normal realizar entrevistas a través de Skype o usando teleconferencias, pero nadie que se respete lo haría a través de “messanger“.
Te piden información confidencial muy sensible, como el SSN, las cuentas de banco, etc., bajo muy diversos pretextos, entre ellos correr tu crédito, cosa que no deberían estar haciendo.
El anuncio sobre el trabajo tiene mala ortografía y pobre edición: muchas veces está elaborado usando unn traductor digital o una parte de él parece no tener sentido.
Te contactan a horas inapropiadas: vives en Florida y te ofrecen un trabajo en California. Es normal tomar en cuenta las 3 horas de diferencia, pero si detectas que el supuesto reclutador te está contactando a lo que para él son las 3 de la madrugada, mejor confirma bien la oferta.
Tienes que pagar por ciertas cosas: los estafadores cada día perfeccionan sus demandas. Algunas veces te dirán que tienes el trabajo, pero debes pagar una modesta suma por la Laptop o el celular que te facilitarás, o un modesto 25% del fabuloso curso al que te enviarán en Londres, etc.

Realmente son muchos más los signos de que una oferta de trabajo puede ser fraudulenta, pero esperamos que estas de arriba te ayuden.

Si conoces algunas nuevas formas de estafa respecto a ofertas de trabajo, o modificaciones de las de arriba, mucho te agradecemos que nos las compartas.