Ya estamos en Agosto 2021 quedan menos de 5 meses para que termine el año, uno que ha sido casi tan difícil por las secuelas que nos trae el Covid desde el 2020 y por su renuencia a irse de nuestras vidas. El próximo año traerá a todos muchos retos nuevos, pero muy en especial a los emprendedores latinos.

Los hispanos seguimos creciendo en fuerza y número en Estados Unidos, acercándonos ya a casi 60 millones o cercanos al 20% de la población del país. 10 Estados de la Unión ya tienen más de un millón de latinos entre su población (Arizona, California, Colorado, Georgia, Florida, Illinois, New Jersey, New Mexico, New York y Texas), mientras que hay ciudades, como Hialeah en Florida, con una población mayoritariamente hispana.

Los latinos somos trabajadores, inteligentes y muy ingeniosos. Sin embargo, el número de latinos emprendedores no ha crecido en la misma proporción que nuestra participación en el total de la población, a lo que se suma que más del 75% de los nuevos negocios no pasa del primer año y de los que sí lo hacen, el 50% no sobrevive luego de 5 años.

Es por eso que El Diario Latinoamericano ha compilado los 9 Consejos de Negocio más simples y prácticos que hemos podido encontrar. No son quizás los más científicos, ni los más complicados, pero precisamente su valor reside es que están al alcance de todos:

Antes de Comenzar un Negocio Pon en Orden tus Finanzas Personales

Si debes mucho dinero en tus Tarjetas de Crédito o estás luchando al fin de mes para poder pagar la renta, la hipoteca o la letra del carro, quizás no sea el mejor momento de comenzar tu negocio propio, aunque muchos cantos de sirena de la red te inviten a hacerlo. Primero resuelve, al menos en lo básico, tu situación financiera personal y luego comienza tu emprendimiento.

No Pienses en Ganar Dinero, Sino en Cómo Ayudar a Tus Clientes

Claro que hacemos un negocio para ganar dinero, pero este no llega a nuestras manos porque lo dibujemos en un papel o porque repitamos el mismo mantra cientos de veces al día. La Ley de la Atracción quizás funcione, pero no como dicen, ni en la medida que dicen, los vendedores del nuevo “elixir de la juventud“. La clave del éxito es que le generes un valor, un resultado positivo a tus clientes, que les ayudes, que te conviertas en sus asesores.

Ponte Expectativas Realistas

Muchos “consultores” de negocio, con tal de vender sus pócimas, te motivan a “tomar el cielo por asalto” y te dicen que “por qué pretender conquistar la luna si puedes apuntar a las estrellas“. Cuidado con eso. Vivimos en un mundo donde hay que soñar, e incluso soñar en grande, pero con los pies puestos en la tierra. Las metas deben ser difícil de cumplir para que te motiven a esfierzarte, pero también realizables para que no te lleven a la frustración.

Concreta tus Expectativas en un Presupuesto Bien Estructurado

El Presupuesto es una herramienta, tan útil como necesaria. Hasta que un negocio no tiene un presupuesto, sigue siendo una “idea” y no un negocio. Tener ideas es maravilloso, pero para que las cosas lleguen a un resultado hay que convertirlas en “proyecto” y de ahí pasarlas a “negocio“: para ellos hay que usar esta y otras herramientas.

Invierte en lo Que Conoces, Pero Sigue Aprendiendo

Un gran error que a veces se comete es invertir tiempo, esfuerzos y dinero en algo que no conoces, sobre todo porque “a otro le dió resultados“. Si quieres abrir un Restaurante, primero trabaja en varios de ellos, preferiblemente en diferentes puestos. Y lo mismo aplica para cualquier otro negocio. Debes emprender en un campo que conozcas. Mientras más, mejor. Sin embargo, la vida cambia constantemente. Los negocios y los mercados cambian. Cada día aparecen nuevas herramientas y nuevas oportunidades. Por eso estudiar y seguir aprendiendo no es opción, sino obligación.

La Mejor Arma de Venta es Tener y Mantener Una Buena Actitud

Ser capaz de crear un ambiente limpio, acogedor y estéticamente agradable es un plus para posicionar tu negocio, pero al final del camino, lo que cuenta es tu actitud: la forma en la que tratas a tus prospectos y clientes, cómo les inspiras y les trasmites esperanza y positivismo y hasta la manera y frecuencia con la que sonríes. Todo cuenta.

No Ignores la Competencia

Triunfar en los negocios y en la vida requiere de una mezcla de “arrogancia” y “humildad“. Necesitas buscar maneras de ganarle a tu competencia, pero no dejes de reconocer que ellos comenzaron antes que tú y por algo se habrán mantenido, o que son nuevos en el mercado pero llegan con sus conocimientos y sus ambiciones. Algo estarán haciendo bien, o estarán pleaneando hacerlo.

No Temas Pedir Ayuda

A veces nos encerramos en una concha, nos limitamos nosotros mismos por el temor a pedir ayuda. Aunque hay algunos que no, buena parte de las personas están dispuestas a prestarte ayuda, a compartir sus conocimientos, a brindarte colaboración: lo único que tienes que hacerlo es pedirlo humilde y amablemente.

Mantente Abierto a los Cambios. No los Podrás Evitar

Por muy bien que hayas planeado tu negocio y hayas organizado tu Presupuesto y tu Plan de Marketing, la vida te llevará a modificarlos, a adaptarte a los cambios, a las modificaciones grandes y pequeñas que tendrán lugar en tu sector, en tu país, en el mercado de consumidores de tu negocio. El cambio es inevitable. Prepararse para enfrentarlo también.