En los últimos años, la Comunidad Latina ha crecido de manera vertiginosa en los Estados Unidos, y aún cuando las limitaciones de inmigración han alentado un poco el ritmo, los latinos ya hace mucho que se convirtieron en la minoría étnica más grande del país.

Los latinos o hispanos, como también se nos llama, aportamos un extraordinario caudal económico-productivo y cultural a este país. Sin embargo, tenemos ciertas afectaciones en cuanto a los indicadores de salud.

Para nadie es sorpresa saber, que cuando emigramos hacia el Norte, traemos consigo las ganas de trabajar duro y la impronta de una cultura de muchos siglos y de muy variados matices. Pero también traemos con nosotros hábitos alimenticios y estilos de vida que distan mucho de poder ser considerados saludables.

Eso nos coloca en una posición desfavorable en el entorno de la salud, pues a los mencionados hábitos se une el desconocimiento acerca de muchas cosas (causas, efectos, posibilidades, etc.) y la carencia de accesos a los cuidados de salud, que en Estados Unidos son cada vez más caros y escapan del alcance de los sectores poblacionales económicamente más desprotegidos.

Según el Centro Para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los EEUU:

  • Los latinos están menos informados que el resto de la población estadounidense acerca de las enfermedades relacionadas con el corazón, que como todos sabemos, es la principal causa de muerte en Estados Unidos.
  • Como consecuencia de ello, los hispanos tienden a desconocer que la presión arterial y el colesterol son premisas directas de las enfermedades cardíacas.
  • El 55% de los latinos que actualmente pueden considerarse “obesos” no creen que tienen un serio problema de salud.
  • Casi el 80% de los latinos en USA prefieren el idioma español cuando se trata de temas de salud. Sin embargo, un alto porcentaje de ellos afirma que se les hace difícil acceder a información, educación e incluso consultas en su propio idioma.

No obstante, y aunque el CDC lo menciona, la principal causa de los problemas en el estado de salud de los hispanos estriba en los altos precios de los servicios médicos (preventivos y curativos) y en que por su situación económica o migratoria, no tienen acceso a un adecuado seguro de salud.

.

Enfermedades Más Comunes Entre los Hispanos

Las estadísticas a veces se contradicen un poco, pero parece haber consenso en que las enfermedades que más afectan a nuestra Comunidad son:

  • La Diabetes
  • Las Enfermedades Cardíacas
  • La Obesidad
  • El Cáncer, y
  • Las Enfermedades del Hígado

Para esta situación no hay una fácil solución, ni una “receta” universal. Sin embargo, a todos queda claro que es necesario:

  • Ayudar a los hispanos a subir su nivel de ingresos para que puedan acceder a más servicios de salud.
  • Educar a todos en la adquisición y desarrolo de mejores hábitos alimenticios.
  • Promover la práctica del deporte y llevar a cabo un estilo de vida más saludable.
  • Reducir en lo posible el consumo de alcohol, tabaco y de las sodas.