El Partido Republicano aún conserva algunas personas decentes y bien intencionadas, pero en general, se ha convertido en la guarida de todo tipo de rufianes, delincuentes, ladrones de poca monta y ladrones de cuello blanco…, bueno, no tan blanco.

Ahora acabamos de saber que un importante recaudador de fondos para el partido republicano que dirigió múltiples comités de acción política (los llamados PAC) conservadores se declaró culpable de fraude electrónico después de recaudar $ 10 millones provenientes de pequeños donantes del movimiento Tea Party (la porción más a la derecha del Partido Republicano), pero solo le entregó un poco más de $ 48 mil a los candidatos políticos.

.

La única manera de enfrentar tal corrupción y ensañamiento es estando UNIDOS. Por eso te necesitamos en el Frente Internacional Anti Trump (FIAT). Deja de leer un momento este artículo y únete HACIENDO CLIC AQUÍ y regalándonos un “ME GUSTA” e invitando a tus amigos. Por favor, no lo dejes para después. Actúa AHORA.

.

Un sujeto muy republicano, muy conservador y muy de “valores familiares”, Kelley Rogers, el director del Fondo de la Mayoría Conservadora y la Mayoría del Tea Party, con sede en Maryland, utilizó el resto de los fondos para enriquecerse a sí mismo y a un grupo de amigos y liquidar los honorarios legales en una demanda que investiga sus actividades políticas. Rogers canalizó fraudulentamente las contribuciones para sus propios fines mientras continuaba solicitando donaciones a través de campañas que se jactaban de cuán exitósamente estaba utilizando sus dólares para combatir la agenda del presidente Barack Obama y luchar contra la inmigración ilegal.

“Rogers estafó millones de dólares de personas que intentaban participar en nuestro proceso democrático”, dijo el director asistente de la Oficina de Campo de Washington, Timothy Slater. “En lugar de utilizar donaciones para proporcionar asistencia y apoyo a veteranos militares, como lo anunciaba, Rogers utilizó el dinero para beneficiarse a sí mismo y a sus asociados”.

El FBI se interesó en las actividades de recaudación de fondos de Rogers después de que una investigación realizada por Político y ProPublica descubriera que su Fondo para la Mayoría Conservadora utilizaba la información de los donantes que recibió en nombre de la Unión Conservadora Americana (ACU), el grupo detrás de la Conferencia Anual de Acción Política Conservadora (CPAC) ) en objetivos adecuados para sus actividades fraudulentas.

La ACU niega tener conocimiento de las acciones que Rogers y sus PACs estaban tomando.

Ahora que ha presentado su declaración de culpabilidad, Rogers espera ser recibir sentencia y ser condenado en enero. También perderá todo el dinero que ganó de la estafa y pagará casi medio millón de dólares en restitución por sus crímenes.

Con la jubilación de un comisionado republicano en la Comisión Federal de Elecciones que esencialmente deshabilita al organismo regulador debido a la falta de quórum, este puede ser el último enjuiciamiento de un “PAC fraudulento” adecuadamente descrito durante bastante tiempo.

Los progresistas pueden mirar a Rogers y ver el ejemplo perfecto de los políticos de derecha más preocupados por enriquecerse a sí mismos que por trabajar para los constituyentes cuyas opiniones deben representar. El único aspecto positivo es que al desviar las donaciones de los partidarios del Tea Party de los propósitos que estaban destinados a financiar, la agenda conservadora no avanzó tanto como podría haberlo hecho de otra manera.

También enseña una lección a los donantes de que deben investigar a fondo cualquier PAC al que planeen donar el dinero que tanto les costó ganar antes de enviarles cheques. Esa es una LECCIÓN que, por cierto, debemos aprender todos.

.

La única manera de enfrentar tal corrupción y ensañamiento es estando UNIDOS. Por eso te necesitamos en el Frente Internacional Anti Trump (FIAT). Deja de leer un momento este artículo y únete HACIENDO CLIC AQUÍ y regalándonos un “ME GUSTA” e invitando a tus amigos. Por favor, no lo dejes para después. Actúa AHORA.

.