Una de las peores consecuencias de ser un mentiroso consagrado y habitual es que a menudo es difícil mantener la historia clara y consistente. Es aún más difícil cuando está involucrado alguien con un cerebro envejecido, sospechoso de estar en las primeras etapas de la demencia.

.

El Frente Internacional Anti Trump (FIAT) se solidariza con el resto de las organizaciones que en todo el país hoy piden la destitución de Trump. Tú puedes hacer la diferencia HACIENDO CLIC AQUÍ y regalándonos un “ME GUSTA” e invitando a tus amigos a unirse a nosotros. Por favor, no lo dejes para después. Actúa AHORA.

.

Hablando recientemente con los periodistas antes de gastar abundantes fondos de los contribuyentes para ir a un mitin de campaña en Lexington, Kentucky, Donald Trump comentó sobre la ex embajadora de EE. UU. en Ucrania, Marie Yovanovitch, quien recientemente testificó que fue despedida de su puesto debido a la falta de confianza de Trump en ella.

“Realmente no la conozco”, dijo Trump a los periodistas. “Pero si nos fijamos en las transcripciones, el presidente de Ucrania tampoco era un admirador suyo. Quiero decir, no dijo exactamente cosas brillantes”, continuó Trump, refiriéndose a las transcripciones parciales de su llamado al presidente ucraniano Zelensky que ayudaron a inspirar la investigación de juicio político de los demócratas de la Cámara.

“Estoy seguro de que es una mujer muy buena. Simplemente no sé mucho sobre ella”, afirmó Trump.

Si bien es difícil perder la confianza en alguien que dices que realmente no conoces, la afirmación de Trump de que no está familiarizado con la ex embajadora suena muy hueca si sigue su consejo y mira la transcripción de la llamada.

Trump dice muchísimas cosas negativas sobre alguien que no conoce. Suficiente que, si se invirtieran las cosas, seguramente él tendría a su falange de abogados presentando demandas por difamación contra la embajadora a la velocidad del rayo.

Durante la llamada con el presidente Zelensky, Trump llamó a Yovanovitch “malas noticias” y pronosticó siniestramente que “ella iba a pasar por algunas cosas” sin especificar exactamente cuáles serían esas cosas. Zelensky, tratando de mantenerse en la buena voluntad del presidente estadounidense que controlaba el flujo de ayuda militar a su país que todavía estaba en guerra con Rusia, estuvo de acuerdo con Trump en que Yovanovitch era una “mala embajadora“, y dijo que “su actitud hacia mí estaba lejos de ser la mejor.”

La nueva defensa al estilo del sargento Schultz de Trump – “¡No sé nada, nada!” – es tan creíble como la famosa declaración de Bill Clinton de “No tuve relaciones sexuales con esa mujer“, excepto que en lugar de ser una mentira sobre el mal comportamiento sexual entre adultos que consienten, las mentiras de Trump tienen implicaciones políticas globales sobre la seguridad de los ucranianos que luchan contra las tropas rusas en la sección oriental del país, misma que pende de un hilo.

Trump ha desarrollado un mal caso de amnesia selectiva o realmente está entrando y saliendo de una realidad objetiva con la que generalmente mantiene, al menos, una conexión mínima.

Quizás esta sea toda una estrafalaria estrategia a largo plazo para escapar del inevitable enjuiciamiento post-presidencial que enfrentará una vez que abandone su oficina. Establezcamos un registro sustancial de capacidades disminuidas y comportamiento extraño y veremos que la defensa contra la locura se torna mucho más convincente.

“Estoy seguro de que es una mujer muy buena. Simplemente no sé mucho sobre ella”. El caso es que ningún presidente diría eso de un Embajador que él mismo nombró.

.

El Frente Internacional Anti Trump (FIAT) se solidariza con el resto de las organizaciones que en todo el país hoy piden la destitución de Trump. Tú puedes hacer la diferencia HACIENDO CLIC AQUÍ y regalándonos un “ME GUSTA” e invitando a tus amigos a unirse a nosotros. Por favor, no lo dejes para después. Actúa AHORA.

.