El sitio, que se anuncia a sí mismo como “medios sociales imparciales“, sirvió como plataforma para las amenazas violentas de los insurrectos, incluso contra la policía y los legisladores.

Encuentra a los traidores y coge la cuerda. ¡ESTA ES NUESTRA CASA! “, escribió Jeremy Bertino, un Proud Boy (chico orgulloso) que se describe a sí mismo, usando el nombre de “Barba noble inmortal” en esa red social que da cobijo a lo peor de la extrema derecha y se hace llamar Parler.

“¡¡Recuperemos este maldito país !! ¡Carguen sus armas y salgan a las calles!” escribió Kevin Greeson, quien vino de Athens, Alabama, a la protesta. Greeson murió más tarde de una emergencia médica durante los violentos disturbios en Washington, DC, según AL.com .

A pesar de su papel en la promoción de lo que la alcaldesa Muriel Bowser, de Washington, DC, denominó una serie de “actos de terrorismo doméstico“, Parler permaneció disponible gratuitamente en las tiendas de aplicaciones de Apple y Google hasta el viernes por la noche.

Ni Google ni Apple respondieron las solicitudes de comentarios de Hatewatch. Sin embargo, poco antes de la publicación, BuzzFeed informó que Apple le había dado a Parler un ultimátum de 24 horas para implementar un plan de moderación para su plataforma o enfrentar la expulsión de la App Store. No mucho después de que esta noticia se hiciera pública, Google anunció que retirarían a Parler de Google Play, citando su falta de “moderación sólida“.

Finalmente, el sábado, Apple anunció que había determinado que Parler no había tomado las medidas adecuadas para reprimir la actividad ilegal y violenta en su plataforma y, como resultado, sería eliminada de la App Store de forma indefinida.

La plataforma también sirvió como un lugar para que los grupos antigubernamentales y de odio se organizaran y elaboraran estrategias, tanto en el período previo a la insurrección del 6 de enero como en medio del ataque al Capitolio.

Hatewatch pudo identificar una serie de grupos de odio y antigubernamentales activos en la plataforma que participaron en la insurrección en el Capitolio. Algunos de los grupos y extremistas más destacados que estuvieron activos en la plataforma durante el evento fueron Alex Jones y Owen Shroyer del sitio de conspiración Infowars; grupos antigubernamentales como los Últimos Hijos de la Libertad; y los Proud Boys, por nombrar algunos.

Los extremistas individuales también utilizaron a Parler para coordinar los viajes en tierra con el fin de evitar a la policía. Según The New York Times, otros hablaron sobre llevar armas al Congreso, que es un delito grave , e intercambiaron consejos sobre qué herramientas usar para abrir puertas.

Una aplicación de ‘libertad de expresión’ respaldada por donantes de dinero oscuro

Parler se fundó en el 2018 como una alternativa conservadora a Twitter, y en parte, a Facebook. Pero su estructura de financiación siguió siendo un misterio hasta que Rebekah Mercer, una importante donante conservadora cuyo padre, Robert Mercer, fundó la ahora desaparecida empresa de análisis de datos Cambridge Analytica, se reveló como una de las fundadoras y principales patrocinadoras del sitio a fines del 2020.

Dan Bongino, una personalidad mediática de derecha, también adquirió una importante participación en la propiedad de la empresa en el verano del 2020. También se ha revelado que los Mercer son patrocinadores financieros de Breitbart News.

Parler se convirtió en un nombre familiar a fines del 2020 después de que la victoria electoral de Biden en noviembre provocara una ola de conservadores pro-Trump que afirmaron que estaban migrando al sitio. Pero la popularidad del sitio entre los extremistas de extrema derecha de todo tipo comenzó casi tan pronto como se lanzó el sitio.

Los Proud Boys, excluidos de Facebook desde el 2018, comenzaron a mudarse a Parler después de su eliminación de Facebook, y sus miembros todavía se encuentran entre algunas de las voces extremistas más prominentes de los sitios.

Mientras tanto, Parler ganó el favor de los grupos antigubernamentales después de que Facebook comenzara a tomar medidas enérgicas contra QAnon y las páginas de la milicia a fines del verano y el otoño de 2020. A medida que la actividad en persona aumentó en los días y semanas antes y después de las elecciones presidenciales, Parler emergió como un lugar donde la gente pudiera compartir libremente y promover mítines de extrema derecha.

Hatewatch (una organización dedicada a denunciar a los promotores del odio) también pudo identificar a los usuarios de Parler asociados con el aceleracionismo supremacista blanco, una estrategia cada vez más popular en la extrema derecha que sostiene que la sociedad moderna es irredimible y ofrece una guerra racial apocalíptica como su único salvador.

El enfoque laxo del sitio hacia la moderación de contenido es uno de los principales atractivos de Parler para los extremistas de extrema derecha. Curiosamente, sus términos de servicio contradicen esta reputación, otorgando al sitio amplios poderes de moderación y afirmando que Parler puede “eliminar cualquier contenido y cancelar el acceso” al servicio, “en cualquier momento y por cualquier motivo o sin motivo“.

Cómo los insurrectos utilizaron a Parler para planificar su asedio al Capitolio de EE. UU.

Como han señalado The New York Times y otros medios , los extremistas de extrema derecha utilizaron a Parler durante el asedio al edificio del Capitolio el 6 de enero para coordinar sus acciones directamente, incluso ofreciendo sugerencias sobre formas de evitar a la policía. Los organizadores del evento tampoco fueron tímidos, incluso en el período previo al evento, a la hora de expresar su opinión de que la violencia puede convertirse en una posibilidad real. Hatewatch también vio numerosas publicaciones sobre el ataque del 6 de enero usando hashtags que se refieren a textos de supremacistas blancos asociados con importantes ataques terroristas domésticos.

Si el DC se intensifica … nosotros también“, escribió Ali Alexander en Parler aproximadamente una semana antes del evento. Alexander es el autodenominado “Organizador Nacional” de Stop the Steal (“Paren el Robo“, refiriéndose a las elecciones).

En los días previos a la insurrección, Alex Jones y Owen Shroyer, de la red conspirativa Infowars, utilizaron a Parler para reunir a sus seguidores. La cuenta oficial de Infowars, que cuenta con 327,000 seguidores, llegó a publicar un mensaje antes del evento que decía: “Hoy es el día: @alexjones lidera el movimiento patriota más grande de la historia en Washington DC“.

Roger Stone, aliado de Trump y asociado de Infowars desde hace mucho tiempo, también hizo circular los detalles de la protesta a sus 414,000 seguidores. En la mañana del 6 de enero, Stone reiteró su conspiración infundada de “#StopTheSteal” mientras compartía un volante para “Defiende Estados Unidos con Roger Stone hoy en el Capitolio“.

Incluso después de que la redada de los insurrectos dejó cinco muertos, los grupos paramilitares contra el gobierno y los grupos de odio elogiaron el día como un éxito en la red Parler. El 7 de enero, los Últimos Hijos de la Libertad, un grupo de boogaloo que se adhiere a la idea de que el gobierno debe ser derrocado, emitió una declaración oficial sobre Parler elogiando a los miembros por supuestamente haber desempeñado un papel fundamental en ayudar a romper el edificio del Capitolio.

La declaración, que fue firmada por el líder del grupo, Mike Dunn, abrazó el desorden y dijo: “Cualquier momento que se utilice para mostrar el dedo del medio a la Tiranía, debe capitalizarse“.

El presidente de los Proud Boys, Enrique Tarrio, quien había sido arrestado y expulsado de la capital de la nación el 5 de enero por cargos de destrucción de propiedad derivada de un evento violento anterior en el DC, acudió a Parler para tratar de aliviar las preocupaciones de los insurrectos. Ofreció consejo y apoyo, diciendo:

“A menos que destruyas propiedades o agredas a un oficial … (lo cual es serio, pero han retirado los cargos de anarcocomunistas) … solo pueden acusarte de traspaso. No dejes que te asusten con nada más. Este es el momento de decir QUE SE JODA EL SISTEMA”.

Parler evadió las restricciones de la tienda de aplicaciones a pesar del historial de eventos violentos

Aunque Apple y Google incluyen restricciones en sus términos y condiciones para aplicaciones que faciliten la violencia o los actos terroristas, Parler no fue retirado de ninguna de las plataformas hasta el 8 de enero, dos días después de la insurrección en el Capitolio. Gab, una plataforma con una base de usuarios similar y una reputación de contenido violento y de odio, fue penalizada por Apple y Google en el 2017 por violaciones de discurso de odio.

Apple también ha restringido ciertos canales en la aplicación de mensajería encriptada Telegram por violaciones de sus términos y condiciones. Y aunque la insurrección en el Capitolio puede ser el ejemplo más extremo del uso de la aplicación para organizar actos de violencia y terrorismo doméstico, está lejos de ser el primero.

Los extremistas, incluidos muchos excluidos de las principales plataformas de redes sociales, tienen un historial de uso de Parler para ayudar a movilizar eventos pro-Trump a gran escala. La “Marcha del Millón de MAGA” del 14 de noviembre en el DC, que reunió a grupos de supremacistas blancos, extremistas antigubernamentales y teóricos de la conspiración de QAnon, fue fuertemente promocionada en Parler.

Asimismo, la caravana “Stop the Steal” de Alex Jones, que viajó desde Austin, Texas, a Washington, DC, por el sur, fue promocionada prolíficamente en Parler. En un momento durante el viaje, Jones pidió a sus partidarios que “rodearan la mansión del gobernador” durante una parada en Georgia.

Los Proud Boys en particular han utilizado a Parler para organizar y promover sus mítines en Washington, DC, Portland, Oregon y otros lugares. Una manifestación en diciembre, que incluyó numerosos casos de violencia, resultó en una serie de cuatro ataques contra iglesias en el centro de DC que están siendo investigadas como crímenes de odio.

Una denuncia reciente presentada en nombre de la Iglesia Episcopal Metodista Africana Metropolitana, una de las iglesias atacadas por el grupo, cita a Parler como un lugar donde Tarrio, el líder del grupo, “frecuentemente se coordina y se comunica con otros co-conspiradores“.