Aunque, afortunadamente, ya no acecha los pasillos de la Casa Blanca, no ha habido escasez de noticias sobre Donald Trump y su tiempo como presidente. Se han publicado innumerables libros, muchos de los cuales contienen relatos de primera mano profundamente poco halagadores sobre el comportamiento de Trump, revelados por colaboradores cercanos y ex empleados.

Solo en los últimos dos meses supimos que Trump se refirió a Joe Biden como un “retardado mental” cuando se enteró de que se estaba quedando atrás de él en las encuestas, que insultaba y degradaba regularmente a Rudy Giuliani en la cara, y que tuvo un colapso cargado de blasfemias cuando se enteró de que sus abogados habían presentado documentos judiciales plagados de errores tipográficos.

Y también que le arrojó un periódico al vicepresidente Mike Pence, lo que provocó que el generalmente reservado vicepresidente explotara contra él. Y que Trump quería ejecutar a la persona que filtró la información de que él huyó a su búnker durante las protestas por la muerte de George Floyd.

Basta decir que la noticia no ha sido amable con Donald J. Trump.

Ahora, está arremetiendo contra aquellos que han compartido sus historias sobre él. En una nueva declaración, Trump se enfurece porque “nadie había oído hablar de algunas de estas personas” que trabajaban para él en el DC.

Continúa diciendo que muchos de ellos se sienten “envalentonados, valientes y, por primera vez en sus vidas, se sienten como ‘algo especial’, no los perdedores que son ”, porque las “Noticias falsas” han comenzado a llegar a ellos. Evita cuidadosamente mencionar los nombres de las personas o las historias específicas. En particular, no explica por qué tenía “perdedores” trabajando para él en primer lugar.

Si bien es cierto que es un poco gracioso, Trump se refiere a sus antiguos secuaces como “basura” es increíblemente irónico dado el hecho de que, en casi todas las métricas, fue el peor presidente de la historia de Estados Unidos. Es una basura, un basurero y una verguenza como ex presidente.

Matt Vider: “Algunas de las personas que convertí en estrellas son pura basura”.

Declaración de D.Trump:

“Nadie había escuchado hablar de estas personas que trabajaron para mí en el DC. De momento, las Noticias Falsas los comenzaron a llamar. Algunos de ellos -por supuesto que no todos-, se sintieron envalentonados, valientes, y por primera vez en sus vidas, se creyeron que eran “algo especial”, no los perdedores que son, y hablan, hablan, hablan.

Muchos dicen que yo soy el más grande frabricante de estrellas de todos los tiempos. Pero algunas de esas estrellas que yo creé están hechas de basura”.

.

.