Dismorfia Corporal

La dismorfia corporal es el síndrome de distorsión de la imagen, un desorden mental que puede llegar a tener efectos devastadores, y que cada día afecta a más personas en el mundo. Por suerte existen formas de tratarlo. La dismorfia corporal es una epidemia moderna, que ha crecido gracias a los estándares de belleza que se proponen en los medios de comunicación, sobre todo en las redes sociales.

Las personas con este padecimiento, creen que tienen ciertos defectos físicos, a veces si los tienen, pero son insignificantes, y en la mayoría de los casos, no existen, solo en la mente de las personas. Al mirarse al espejo es cuando su mente crea esta dismorfia corporal. Se dice que este desorden afecta del 1 al 3 por ciento de la población estadounidense, aunque se estima que las cifras son más altas, y esto se ha extendido a los países de todo el mundo. Si se toma en cuenta la obsesión actual por la belleza y juventud, es evidente que las cifras deben ser mucho más altas.

 Comportamiento de una persona con Dismorfia Corporal

–La persona cree que tiene defectos o anormalidad física

-Se examina con frecuencia en el espejo, o evita mirarse

-Se somete a tratamientos y cirugías estéticas con frecuencia

-Se niega a ser fotografiada

-Evita el contacto social

-Usa mucho maquillaje, o ropa, para disimular sus supuestos defectos.

Los expertos de la clínica Mayo en Los Estados Unidos, describen esta condición como una “obsesión relacionada con un defecto físico menor o imaginario”. Es por esto que este desorden también se conoce como “fealdad imaginaria”. La dismorfia corporal fue reconocida formalmente en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Desórdenes Mentales, Cuarta Edición (DSM-IV, por sus siglas en Inglés) en 1997. Pero el primero en usar este término fue el médico italiano Enrico Morelli.

Un ejemplo muy claro de personas con este padecimiento era el cantante Michael Jackson, quien se sometió a tantas cirugías que ya no quedaba nada de su rostro original. La actriz Courteney Cox, a pesar de tener uno de los rostros más bellos de Hollywood, ha admitido que no soporta los espejos.

¿Por qué se sufre de esta manera sin tener defecto alguno?

Aunque hasta el momento no se sabe que es exactamente lo que provoca esta dismorfia corporal, los investigadores creen que, al igual que otros desórdenes mentales, esta puede ser resultado de varios factores.
Bioquímico: Se cree que los neurotransmisores del cerebro, que están ligados al estado de ánimo, podrían estar ligados a este desorden.
Genético: Algunos estudios han demostrado que la dismorfia ocurre en personas con historia familiar de este desorden, lo cual sugiere un componente genético.
Ambiental: El entorno, la familia, la cultura y las experiencias del pasado pueden contribuir muchísimo a la formación de este síndrome. Por ejemplo, las burlas de la escuela, los estandares de belleza influídos por los medios, y la cultura. El abuso físico y sexual también pueden influir, al deteriorar el autoestima de las personas.

Tratamiento

Sicoterapia: La terapia cognitiva conductual para ayudarte a reconocer y cambiar tu forma de pensar y de actuar. La actitud del paciente es determinante para comenzar a tratar este desorden. Buscar ayuda profesional y familiar.