El presidente electo Joe Biden está en camino de terminar con 306 votos electorales y quizás una ventaja de 7 millones de personas en el voto popular, lo que representa una rotunda victoria sobre el trumpismo.

Actualmente, el presidente Trump y sus facilitadores republicanos se niegan a aceptar la voluntad de la gente, alegando un fraude electoral masivo inexistente e insistiendo en que Trump todavía tiene una posibilidad, un camino hacia la victoria. Al final, independientemente de si Trump concede o no oficialmente, todos se verán obligados a aceptar la victoria de Biden y Trump abandonará la Casa Blanca.

Cuando el Partido Republicano finalmente admita que Trump perdió, puedes esperar que cambirán inmediatamente sus mensajes para afirmar que Trump perdió por muy poco margen y que Biden no tiene un mandato popular para gobernar a pesar de su impresionante margen de victoria.

Ellos planean obstruir durante los próximos cuatro años y para hacerlo sin que los medios los evisceren por completo, tienen que protegerse socavando la legitimidad del presidente electo.

Desafortunadamente para los republicanos, sus propias palabras ya están regresando desde el pasado para morderlos y restarles toda credibilidad.

En el 2016, Donald Trump ganó la presidencia con 306 votos electorales. En aquel momento, él y sus representantes lo defendieron como una victoria histórica a pesar de que perdió el voto popular por 3 millones de votos. Si ese tipo de victoria le dio un mandato, entonces no puede haber ningún argumento real de que Biden tenga un mandato aún más fuerte ahora.

Andrew Kaczynski de CNN llamó la atención de sus seguidores sobre un tuit del 2016 en el que la mano derecha de Trump, Kellyanne Conway, calificó los 306 votos electorales como una “avalancha de votos“, un “reventón” y como algo “histórico“. Seguramente lo mismo se aplica ahora a Biden.

.

.

El propio Trump escribió un tweet con un sentimiento similar en el 2017 y dijo que su victoria con 306 votos electorales significó que los demócratas perdieron “muy mal“. También vale la pena recordar que le encantaba mostrar el mapa electoral del 2016 a cualquiera que lo escuchara, una clara indicación de que cree que 306 es una victoria contundente.

Daniel Dale de CNN  señaló que el presidente Trump también calificó su victoria como una “avalancha histórica” y que a los demócratas les “patearon el trasero“. Si ese es el caso, entonces no puede haber duda de que a Trump le patearon el trasero esta vez. Es hora de que acepte ese hecho y conceda como el perdedor que es.

Donald J. Trump: Los demócratas tuvieron que inventar una historia de por qué perdieron las elecciones, y muy mal (306), así que inventaron una historia: RUSIA. ¡Noticias falsas!

.

.

Daniel Dale: “Una avalancha en el Colegio Electoral”. “Una paliza bastante buena”. “(A los demócratas) les patearon el trasero”.

Así es como Trump caracterizó las elecciones de 2016 en las que obtuvo la misma cantidad de votos electorales que obtuvo Biden en 2020:

.

 .

NOTA DE LA REDACCIÓN: Se avecinan tiempos difíciles, donde es prioridad mantenerse informados. Mientras otras publicaciones han comenzado a cobrar o piden donaciones, nosotros lo único que humildemente te pedimos es que vayas a nuestra página de Facebook y nos regales un LIKE. Muy agradecidos de que nos puedas apoyar en eso. Gracias. CLICK AQUÍ

.