Han ganado Joe Biden y Kamala Harris. Se seguirán contando los votos y Donald seguirá pataleando, pero ya no hay marcha atrás. Ni aunque lo lleven a la Corte Suprema o a la Corte Celestial. Hoy la FELICIDAD se tiñe de azul, los ojos se llenan de lágrimas y las almas buenas se visten de fiesta.
Nuestro primer pensamiento es de AGRADECIMIENTO, de un profundo y sincero agradecimiento a todos los que votaron, a todos los que lucharon arduamente, a todos los que confiaron en el alma buena de Estados Unidos, a los que vibraron día y noche con nosotros desde todos los rincones del mundo; y en el caso particular de nuestro Diario Latinoamericano, pues hacemos llegar nuestro agradecimiento infinito a los que tanto apoyaron nuestra pequeña y modesta lucha y tanto compartieron nuestras publicaciones, a los que nos dieron ánimos, los que nos exigieron, los que nos honraron con leernos y nos dieron el alto honor de contribuir a mantenerles informados.
Nuestro segundo pensamiento va a las víctimas del COVID y sus familiares; a los 545 niños separados de sus padres; a los millones que han perdido sus empleos y que están a punto de perder sus casas; a los chicos de DACA; a los inmigrantes que no pudieron votar, pero lucharon duro al lado nuestro; a las mujeres y las minorías tan ofendidas en estos cuatro años; a las víctimas de la brutalidad policial; a los blancos, negros y mestizos que se oponen a la indecencia; a nuestros hermanos latinos y latinas que jugaron un papel decisivo en estos resultados.
Llegue a todos ellos nuestra PROMESA de seguir LUCHANDO. Juntos y por TODOS. Incluso por los que votaron en contra.
Vendrán días de ardua lucha y enfrentamiento a la maldad y la astucia de quienes se resisten a aceptar la voluntad del pueblo, seguirán acusando de fraude sin mostrar evidencias y usuarán todas las artimañas y trucos a que nos tienen acostumbrados para robarnos o enturbiar la victoria.
No lo conseguirán. No pueden los tiranos, ni los malintencionados, ni los ignorantes, ni los ilusos menoscabar la buena voluntad y la fe de las mayorías.
Antes de publicar estas líneas, estuvimos varios minutos en silencio con nuestro pequeño equipo de edición y redacción, en profundo ejercicio de respeto a todos esos que han hecho posible esta VICTORIA, para luego gritar a todo pulmón:
¡VIVA la dignidad humana!, ¡Viva la decisión de las almas buenas de luchar siempre por lo bueno, lo que vale, lo que perdura! ¡VIVA LA ESPERANZA!
.
NOTA DE LA REDACCIÓN: Se avecinan tiempos difíciles, donde es prioridad mantenerse informados. Mientras otras publicaciones han comenzado a cobrar o piden donaciones, nosotros lo único que humildemente te pedimos es que vayas a nuestra página de Facebook y nos regales un LIKE. Muy agradecidos de que nos puedas apoyar en eso. Gracias. CLICK AQUÍ
.