¡Nosotros conocemos sus nombres! Le hemos dado un inmenso poder a Quinientas Treinta y Cinco Personas para hacer el bien o el mal. Cien Senadores y cuatrocientos treinta y cinco Representantes.

Desafortunadamente, unas 1,500 corporaciones controlan a la mayoría de los miembros del Congreso. Piensa en todos los sueños de un mundo mejor que podrían hacerse realidad si nuestros funcionarios electos trabajaran para la gran mayoría de los estadounidenses en lugar de para los intereses de las grandes empresas.

Repasemos una breve lista de grandes ofertas:

  1. ¿Quieres un salario digno para todos los estadounidenses? La solución es a través del Congreso.
  2. ¿Deseas una atención médica universal, más eficiente y de libre elección con énfasis en la prevención de enfermedades y lesiones? La solución es a través del Congreso.
  3. ¿Quieres un sistema fiscal justo que haga que las grandes corporaciones y los ricos paguen su parte justa, para variar? Házlo pasar por el Congreso.
  4. ¿Quieres evitar que el dinero de tus impuestos se gaste en bienestar corporativo, presupuestos derrochadores impulsados ​​por las corporaciones en Washington? El Congreso puede hacer eso.
  5. ¿Quieres eliminar la defraudación empresarial de programas gubernamentales como Medicare y Medicaid? Llévalo a la Colina del Capitolio.
  6. ¿Quieres que los dólares de tus impuestos se utilicen para crear empleos no exportables bien remunerados, para reparar y mejorar las instalaciones públicas o la infraestructura en cada una de sus comunidades? Al Congreso.
  7. ¿Quieres recortar el enorme presupuesto militar que actualmente no ha sido auditado, detener el auge del Imperio en el extranjero y redirigir el dinero de tus impuestos a casa para pagar las necesidades de la vida? Eso significa que sea aprobado en el Congreso.
  8. ¿Quieres poner fin a todas las estafas financieras, como los recargos y multas, las tarjetas de crédito altísimas y las tasas de interés de los préstamos de día de pago?
  9. ¿Quieres terminar con las tasas de interés cercanas a cero en tus ahorros, donde tiene la suerte de obtener un cuarto de interés del uno por ciento, mientras que el gobierno cobra muchas veces más por préstamos estudiantiles?
  10. ¿Quieres proteger a tu familia y a los hijos de tus hijos de las catástrofes climáticas, que empeoran cada año?
  11. ¿Quieres pasar rápidamente de los combustibles fósiles a la energía autosuficiente, local, más limpia, renovable, solar, eólica e hidroeléctrica, además de una enorme conservación de energía?
  12. ¿Quieres evitar que las grandes empresas exploten y tienten directamente a sus hijos con comida chatarra y bebidas chatarra azucaradas que conducen a la obesidad y enfermedades relacionadas?
  13. ¿Quieres que el Congreso detenga a los abusadores de niños en la era digital que socavan la autoridad de los padres y promueven programas de entretenimiento violentos y adictivos?
  14. ¿Quiere que los miembros del Congreso te den lo que se han dado ellos mismos en concepto de seguridad de jubilación que es parte de la compensación para trabajadores?
  15. ¿Quieres un camino hacia la Renta Básica Universal respaldado durante mucho tiempo por destacados economistas conservadores y liberales?
  16. ¿Quieres un sistema de transporte masivo moderno y conveniente (que disminuya la congestión del tráfico) como el que han tenido Japón y Europa occidental durante años?
  17. ¿Quieres vacaciones pagadas generales, licencia familiar pagada por enfermedad, guardería, matrícula universitaria gratuita o de bajo costo? (Hace muchos años, personas como tú obtuvieron estos servicios sociales a través de sus parlamentos).
  18. ¿Quieres recuperar el control de las corporaciones sobre aquello que tú ya posees: las tierras públicas, las ondas públicas, la investigación pública masiva y el desarrollo? (Recuerda que ya posees estos grandes activos públicos y los pagas de manera directa e indirecta).
  19. ¿Quieres elecciones y distritos electorales limpios y justos, que dejen de comprar y alquilar a los políticos? (Este es el primer paso para romper las cadenas del Gran Capital en el Congreso por parte de las corporaciones).

Hay muchas más acciones del Congreso que podrían iluminar el horizonte. El Congreso podría abrir el camino hacia viviendas asequibles y disponibles, derogar las leyes antisindicales, presionar a la Casa Blanca para que libere la paz (diplomacia) en lugar de amenazar repetidamente o usar la fuerza militar, ratificar el control de armas, promover los tratados de protección del consumidor, el trabajo y el medio ambiente, presionar al Poder Ejecutivo para hacer cumplir las leyes de derechos civiles y desarrollar leyes más sólidas sobre delitos corporativos.

La lista de lo que se debe hacerse es larga y está pendiente.

El camino hacia una sociedad más justa pasa por el Congreso con los miembros del Congreso trabajando para nosotros, el pueblo.

Puedes decir, ¿qué pasa con las obstrucciones al Congreso por parte del Poder Ejecutivo y el Poder Judicial? El Congreso controla la bolsa, confirma a los jueces, tiene las autoridades que pagan impuestos y las que hacen la guerra, como lo diseñaron nuestros padres fundadores, quienes nunca imaginaron que el Congreso abdicaría de esos poderes.

En mi pequeño libro de bolsillo,  Rompiendo el poder: es más fácil de lo que pensamos , escribí sobre las batallas pasadas por la justicia en general que se han librado en el Congreso. Ninguno de estos esfuerzos tomó más del uno por ciento de la gente, participando activamente, conectados y bien informados, lo que refleja la opinión de la mayoría.

¿Cómo ganaron? Tenían un enfoque láser en el Congreso y las legislaturas estatales, legislador por legislador.

¿Por qué decenas de millones de estadounidenses, que están sufriendo, con seguro insuficiente, mal pagados, irrespetados, estresados ​​y obstruidos de una vida mejor, no forman grupos de presión de vigilancia del Congreso? Imagínate convocando a tus senadores y representantes a tus reuniones municipales organizadas para recibir tus instrucciones apoyadas por la mayoría sobre cómo usar el poder que les has dado.

Los estadounidenses cuidan a 70 millones de perros domésticos todos los días. Dedica una fracción de ese tiempo a cuidar de tus dos senadores y tu representante. Tal vez las personas puedan comenzar a usar sus teléfonos celulares para llamar a sus miembros del Congreso mientras pasean a sus perros de manera segura. Para obtener ideas sobre cómo formar tu propio grupo de vigilancia del Congreso, consulta:  Conviértase en un observador de ratas del Congreso.

.

Este artículo fue escrito por Ralph Nader para Common Dreams (título e imagen de portada, nuestros)