Son solo dos semanas antes de las elecciones, el Trumpworld (Mundo de Trump) está trabajando en un frenesí mientras intentan desesperadamente tirar todo y cualquier cosa para tratar de difamar al exvicepresidente Joe Biden y salvar el barco de Trump que se hunde rápidamente.

El martes por la noche se produjo una escalada salvaje cuando el amigo de Trump, Rudy Giuliani, alegó sin fundamento a  Newsmax que el “disco duro” de Hunter Biden contenía fotos de niñas menores de edad y el equipo del presentador de FOX, Sean Hannity, acechaba a la familia Biden fuera de su casa familiar.

Durante su reciente programa, Hannity reveló que había instalado una cámara fuera de la casa de Joe Biden y exigió que el vicepresidente saliera a responder sus preguntas, al estilo Diamond-and-Silk. 

Joe Biden, tienes muchas preguntas que responder. Es hora de que las responda. ¿Qué sabías? Cuando lo supiste? ¿Recibiste una parte del sórdido pago internacional de tu hijo por planes de juego?

Sé que son las 9 pm hora del Este, Joe, pero si todavía estás despierto, tenemos una cámara justo afuera de tu casa, justo allí, ahora mismo. Puedes caminar fuera de tu casa, salir del búnker del sótano, salir y responder estas preguntas urgentes. Estaremos encantados de escucharte “.

Alexandra Datig: 🔥🚨🔥Hannity a Joe Biden: Tenemos una cámara afuera de tu casa ahora mismo, sal y responde estas preguntas apremiantes🔥🚨🔥

.

.

Esto es extremadamente extraño y un truco bastante perturbador para Hannity. Si bien, por supuesto, nadie salió para dignificar estas mentiras con una respuesta, en realidad ir a la casa de Biden para instalar una cámara es un nuevo nivel de trastorno de uno de los principales tejedores de la mitología de la conspiración trumpiana. Lo cierto es que se quedó “como novia de pueblo: vestida y sin bailar“.

Pero podemos consolarnos sabiendo que si se reducen a insinuaciones ridículas de conducta sexual inapropiada y demostraciones performativas como esta, la máquina Trump realmente no tiene respuesta a los mensajes de la campaña de Biden, y está aterrorizada por sus ya muy escasas posibilidades de permanecer en el poder durante otros cuatro años.