Hay muchos senadores republicanos despreciables, y todos en algún momento han logrado desatar los certeros ataques y la lengua muy aguda de una comentarista republicana de CNN, pero esta vez le tocó, y con mucha fuerza, a un Senador especialmente bajo e hipócrita. Lee hasta el final para entender por qué.

El Pequeño Marco, que es como le gusta llamar al senador Marco Rubio el mismo presidente al que que él ha apoyado durante cuatro años – se ha labrado la reputación de ser uno de los políticos más insoportablemente santurrones en Twitter.

El candidato presidencial fallido carece de la agudeza para hacer algo sobre las innumerables desigualdades y crueldades que su partido inflige regularmente al pueblo estadounidense, pero está más que feliz de publicar citas bíblicas y tweets sobre el amor y el coraje.

Marquito se mantuvo convenientemenhte al margen mientras Donald Trump saqueaba nuestro gobierno federal y permitió la muerte masiva al no responder de manera competente a la pandemia de COVID-19. Mientras este presidente destrozaba nuestra reputación nacional en el escenario mundial, el senador de Florida se quedó en silencio a un lado, aterrorizado de hablar por temor a alienar la base del presidente.

Ahora que Trump ha sido derrotado por el presidente electo Biden, Rubio parece encontrar una vez más su voz mientras se apresura a denunciar un comportamiento de los demócratas mucho más dócil de los que toleraba de Trump.

En una nueva entrevista con  la revista Glamour, la Subjefa de Gabinete entrante de Biden, Jen O’Malley Dillon, se refirió razonablemente a los políticos republicanos como “jode*ores” mientras discutía la posibilidad de un compromiso con el Partido Republicano.

“El presidente electo pudo conectarse con la gente gracias a este sentido de unidad. En las primarias, la gente se burlaba de él, como, ‘¿Crees que puedes trabajar con republicanos?’ No estoy diciendo que no sean un montón de jo*edores. Mitch McConnell es terrible”, dijo O’Malley Dillon. “¿Pero esta sensación de que no puedes desear eso, no puedes desear este ideal bipartidista? Él rechazó eso. De principio a fin, partió con la idea de que la unidad era posible, que juntos somos más fuertes, que nosotros, como país, necesitamos sanación y nuestra política también lo necesita”.

Los políticos republicanos, que nunca deben perder la oportunidad de una hipocresía asombrosa, ahora se hacen los ofendidos por el uso de la palabra “joded*res“, presumiblemente porque piensan que el resto de nosotros sufrimos de amnesia masiva y han olvidado que apoyaron alegremente al hombre que se jactó en una cinta de agredir sexualmente a las mujeres.

La falsa indignación que emana de la derecha por esta cita completamente anodina también ignora intencionalmente el punto más importante de lo que estaba diciendo O’Malley Dillon: que el bipartidismo es algo que desear para el bien del país.

El pequeño Marco, tan cobarde como siempre, tuiteó anoche que el presidente electo Biden “habla de unidad y sanación“, pero eligió a un subjefe de gabinete que “llamó a los republicanos en el Congreso un montón de malditos“. Ignorando la obvia realidad de que muchos republicanos del Congreso son de hecho bien “joded*res“, ¿Rubio realmente cree que alguien va a interpretar su tweet de buena fe? Este es el mismo senador que subió al escenario durante las primarias republicanas del 2016 e insinuó que Donald Trump tiene un pene pequeño. No es un modelo de decencia.

Marco Rubio: Biden habla de unidad y sanación, pero ¿quieres saber qué piensan realmente?

Lea cómo la persona que él quiere como el próximo subjefe de gabinete de la Casa Blanca llamó a los republicanos en el Congreso un montón de malditos.

Las francas mujeres que conducen el popular programa  The View se apresuraron a criticar a Rubio y sus compinches republicanos por su indignación fabricada. Ana Navarro, republicana y crítica frecuente de la administración Trump, tuvo palabras particularmente contundentes para el senador de Florida.

“Tengo un problema con Marco Rubio y otros republicanos, supongo que ha estado un poco ocupado tuiteando versículos de la Biblia y podría haberse perdido cuando el presidente ante el que se han estado arrodillando durante los últimos cuatro años se jactó de agarrar a una mujer con una palabra que no puedo decir en la televisión o decir que la gente que vino de África y América Latina vino de países que no puedo decir en la televisión o llamó a los atletas negros que se arrodillaron ‘hijos de puta’ y cuando Ted Yoho llamó a Alexandria Ocasio-Cortez una ‘perra’ en el capitolio? ” dijo Navarro.

“Si estabas de acuerdo con Steven Bannon como jefe de personal y con gente como Stephen Miller, si estás de acuerdo con un presidente que pagó dinero a una stripper y nos ha dado un montón de malas palabras que no podemos decir en la televisión, entonces creo que deberías guardar tu indignación, tus indignaciones falsas para un discurso nominado al Emmy o al Oscar en algún momento, pero simplemente ahórranos este nivel de hipocresía por el amor de Dios. Ahórrame la hipocresía en este momento tan cerca de la Navidad”, agregó, dando voz a la frustración colectiva que todos sentimos cuando nos enfrentamos a una mala fe tan flagrante del Partido Republicano.

.

.

Desde entonces, el tuit de Rubio se ha vuelto increíblemente viral, y los usuarios de Twitter, tanto famosos como desconocidos, se apresuraron a ridiculizar al pequeño senadorcillo de Florida, del cual tendremos el gusto de salir en el 2022.