Si bien todos deberíamos ya estar acostumbrados en este punto, la capacidad de la derecha de simplemente ignorar la historia registrada para adaptarse a sus pequeñas y retorcidas narrativas primitivas derrite absolutamente el cerebro.

Donald Trump Jr. ha estado en racha recientemente, usando su cuenta de Twitter para tuitear sarcásticamente múltiples mentiras sobre el presidente Joe Biden de cosas que, con exasperada ironía, su padre es culpable todas las veces.

Tomemos la pequeña misiva reciente, donde se quejó de que quería ver la “competencia” en exhibición en respuesta a las tormentas de hielo de Texas cuando Biden se embarcó en un viaje para visitar las áreas dañadas.

Donald Trump Jr.: Quiero decir que solo han pasado 2 semanas, pero bueno, al menos “su empatía estará a la vista”

No sé ustedes, pero preferiría ver la competencia en exhibición y eso claramente no sucederá.

Biden se dirige a Texas para ver daños por tormenta, visita banco de alimentos.

.

.

Es una  locura  que tenga el descaro de menospreciar la competencia del presidente Biden cuando más de 3,000 personas murieron en Puerto Rico gracias a la sádica decisión de su padre de demorarse en enviar ayuda al territorio estadounidense y la posterior torpeza del esfuerzo de recuperación.

Donald Trump, después del hecho, se negó a asumir la responsabilidad y, en cambio, se involucró en una terrible disputa pública con la alcaldesa de San Juan por su rechazo al número de muertos.

¡Y este energúmenos habla de empatía! ¿Quién podría olvidar la imagen icónica de Donald Trump arrojando toallas de papel a un mar de refugiados por el ciclón como si fuera un juego de lanzamiento de pelota en Chuck E. Cheese ?

¿O cuando le dijo a un hombre al que el huracán Florence arrojó un bote a su casa destrozada que al menos había conseguido un “bote gratis”? ¿O cuando firmó su nombre en la pared de un refugio contra huracanes? 

Cada vez que se le pidió a Trump que mostrara empatía por alguien que no fuera él mismo,  falló. No solo falló, sino que también haría todo lo posible para insultar y degradar a las mismas personas a las que se suponía que debía consolar.

Con Trump no tienes competencia ni empatía; con Biden, sabes que tienes ambas. Esa es la diferencia.