Donald Trump, el Señor de las Bancarrotas, visitó Twitter una vez más para ofertar su “experiencia” en las empresas estadounidenses. El hombre que se estaría desperdiciando en el anonimato si no hubiera tenido la buena suerte de nacer en una familia capaz de entregarle cientos de millones de dólares de impuestos evadidos, está claramente convencido de que, de alguna manera, es un maestro de los negocios.

En la pequeña tormenta de tweets que desencadenó, el presidente una vez más se lamentó del dinero que cree que Estados Unidos ha perdido en su relación comercial con China y por el robo de propiedad intelectual. Pero en lugar de ofrecer una solución sensata al problema, dijo que: “No necesitamos a China y, francamente, estaríamos mucho mejor sin ellos“.
El estallido fue en respuesta a los enormes aranceles con los que China golpeó a Estados Unidos ayer, una represalia por la escalada y la auto-flagelación de la guerra económica del presidente con el gigante chino.

Pero querido lector, no te confundas. De hecho, necesitamos a China, al menos en las condiciones actuales. Son nuestro mayor socio comercial y, como tal, una gran parte de las exportaciones estadounidenses dependen de los mercados chinos. Si dejáramos de comerciar con China por completo de la noche a la mañana, nuestra economía se detendría. Con eso en mente, los siguientes tweets del presidente toman una luz claramente desquiciada.

Por la presente, se ordena a nuestras grandes compañías estadounidenses que comiencen a buscar de inmediato una alternativa a China, que incluya llevar a sus compañías a CASA y hacer sus productos en los Estados Unidos“, dijo, claramente confundiendo el comercio y la ubicación de la fabricación. Incluso si todas las empresas estadounidenses comenzaran a operar completamente dentro de los Estados Unidos, aún tendrían que vender una gran parte de sus productos a China.

Trump luego prometió que “responderá” a los aranceles chinos más tarde (uno debería estremecerse ante la idea), y trató de vender toda la debacle como una “GRAN oportunidad” para Estados Unidos.

Luego hizo un giro extraño para hablar sobre el Fentanilo chino, presumiblemente porque necesita pintar este desastre más como un desarrollo estratégico en lugar del obvio error que es. Al pretender que los aranceles chinos tienen algo que ver con la crisis de los opioides, puede actuar como si estuviera protegiendo a los estadounidenses cuando realmente solo está dañando sus billeteras.

Trump terminó afirmando que debido a su liderazgo, la economía estadounidense ahora es “MUCHO más grande” que la de China. Si bien Estados Unidos sigue siendo la economía más grande del mundo, ciertamente no es “MUCHO más grande” que China y si este presidente continúa por este desastroso camino, pronto tropezaremos con la ruina económica.

Donald J. Trump: “Nuestro país ha perdido, estúpidamente, billones de dólares con China durante muchos años. Han robado nuestra propiedad intelectual a razón de cientos de miles de millones de dólares al año, y quieren continuar. ¡No permitiré que eso siga pasando! No necesitamos a China y, francamente, estaríamos mucho… “

Donald J. Trump: “… mejor sin ellos. Las enormes cantidades de dinero hechas y robadas por China de los Estados Unidos, año tras año, durante décadas, DEBEN y TIENEN QUE DETENERSE. A nuestras grandes compañías estadounidenses se les ha ordenado que inmediatamente comiencen a buscar una alternativa a China, incluyendo traer … “
.


.

Donald J. Trump: “… sus empresas a CASA y fabricar sus productos en los Estados Unidos. Esta tarde responderé a los aranceles de China. Esta es una GRAN oportunidad para los Estados Unidos. Además, estoy ordenando a todos los transportistas, incluyendo Fed Ex, Amazon, UPS y la oficina de correos, buscar y rechazar … ”
.


.

Donald J. Trump: “… todas las entregas de fentanilo desde China (¡o de cualquier otro lugar!). El fentanilo mata a 100,000 estadounidenses al año. El presidente Xi dijo que esto se detendría, no lo hizo. Nuestra economía, debido a nuestras ganancias en los últimos 2 años y medio, es MUCHO más grande que la de China. ¡Lo mantendremos así! ”
.

.

Si te suena como un dictador tercermundista inepto y barato, pensando que puede mandar a las empresas privadas qué hacer y qué no hacer, es porque precisamente esa es la aspiración de Trump: convertirse en ese tipo de dictadorzuelo. Su único obstáculo es que tú y yo no lo permitiremos en Noviembre del 2020.