Durante siglos, los políticos estadounidenses han tratado de inculcar en la gente la falsa creencia de la unicalidad norteamericana, de la superioridad de la raza blanca. Algunos lo hacen de forma subliminal y otros de forma encubierta. El concepto aislacionista de “Estados Unidos Primero” tiene una larga y sórdida historia en los Estados Unidos que se remonta a los primeros días poscoloniales del presidente Thomas Jefferson y fue revivido en el siglo XX por quienes se oponían a la amenaza fascista que surgía en Europa y luchaban contra la entrada de Estados Unidos en el conflicto que se convirtió en la Segunda Guerra Mundial.

Ahora, en pleno siglo XXI bajo Donald Trump, “Estados Unidos Primero” se convirtió en el grito de guerra de una raza particular de malhechores de derecha que, por temor a que la posición privilegiada de la que disfrutan los blancos, todos los cuales fueron inmigrantes a esta tierra en un tiempo u otro, estaba siendo erosionada por el ascenso de inmigrantes de llegada tardía y de un color de piel más oscuro que el suyo, por lo que quieren evitar la inyección de mano de obra inmigrante muy necesaria para manejar los trabajos que consideran que están por debajo de su propia dignidad.

Ahora, un nuevo caucus del Congreso vinculado a los representantes Marjorie Taylor Greene (R-GA) y Paul Gosar (R-AZ) está reclutando miembros para firmar en una plataforma llena de ideas derivadas de dogmas de supremacía blanca y falsamente etiquetados como “nativistas” en un movimiento que puede ser el primer signo de un nuevo partido político que emergerá de las peores heces del Partido Republicano existente. De más está decir que ambos son adoradores del Dios Trump.

.

.

De hecho, la America First Caucus Policy Platform, tal como la desenterró el periodista Jake Sherman de Punchbowl News, contiene el esquema de una plataforma de partido político que George Lincoln Rockwell, el fundador del Partido Nazi Estadounidense, se sentiría bastante cómodo apoyando, como los objetivos de la organización. El nuevo caucus se alinea perfectamente con la ideología que el admirador de Adolf Hitler se pasó la vida promoviendo.

El preámbulo del nuevo documento describe el propósito del caucus.

“El America First Caucus (AFC) existe para promover políticas del Congreso que beneficien a largo plazo a la nación estadounidense. La estrella del norte de cualquier propuesta de política será aquella que sirva al pueblo estadounidense, y cualquier análisis consecuente de las plataformas de políticas debe basarse en este primer principio”.

“Como esto implica un grado de flexibilidad ideológica, se necesita cierta audacia intelectual entre los miembros de la AFC para seguir los pasos del presidente Trump, y potencialmente pisar algunos dedos y sacrificar vacas sagradas por el bien de la nación estadounidense. Las áreas de política que van desde la intervención extranjera, el desarrollo económico, la inmigración, el comercio, la regulación tecnológica y la política social deben ser reexaminadas desde cero para garantizar que lo que queda mantenga el interés de los estadounidenses en el corazón”.

“Es la firme creencia de este Caucus que la formulación de políticas estadounidenses debe volver a los primeros principios, restaurar un horizonte de tiempo a largo plazo entre los líderes de nuestra nación e inculcar un sentido de servicio muy internalizado al pueblo estadounidense por parte de nuestros líderes electos. Mientras estos principios se pongan y se mantengan en práctica, se protegerán los intereses del pueblo estadounidense”.

Si bien es posible que debas contener la risa cuando lees sobre la “audacia intelectual” necesaria para seguir los pasos de Donald Trump cuando una lobotomía sería el requisito más adecuado, vale la pena continuar con el documento para conocer las políticas que el nuevo caucus tiene la intención de seguir.

Jake Sherman destacó algunos de los ejemplos más atroces en un hilo en su cuenta de Twitter.

Jake Sherman: Un America First Caucus está reclutando legisladores que piden “respeto común por las tradiciones políticas exclusivamente anglosajonas” y un retorno al estilo arquitectónico que “corresponde a la progenie de la arquitectura europea”.

vinculado a @mtgreenee y @RepGosar

.

.

Jake Sherman: En @PunchbowlNews, hemos estado cubriendo el Capitolio durante mucho tiempo. esta es una de las cosas más nativistas que hemos visto

→ En la sección “Inmigración”: “Estados Unidos es una nación con una frontera y una cultura, fortalecida por un respeto común por las tradiciones políticas exclusivamente anglosajonas”.

Jake Sherman: → En la sección “Infraestructura”: “El America First Caucus trabajará hacia una infraestructura que refleje el valor arquitectónico, de ingeniería y estético que corresponde a la progenie de la arquitectura europea …

.

.

Jake Sherman: por lo que la infraestructura pública debe ser utilitaria, así como asombrosamente, de belleza clásica, acorde con una potencia mundial y una fuente de libertad “.

Jake Sherman: → En la sección “Educación”: “[Nuestra] educación ha trabajado para socavar activamente el orgullo por la gran historia de Estados Unidos y es activamente hostil a la asimilación cívica y cultural necesaria para una nación fuerte”.

.

.

Si tan solo una política arquitectónica que revela delirios de grandeza y un regreso a la difusión de mentiras propagandísticas en el aula fueran los únicos elementos en la lista de deseos del America First Caucus, pero una lectura de los títulos en su plataforma puede darte una idea de las áreas en las que esperan destruir las normas existentes en favor de sus propias ideas racistas.

Comenzando con su posición sobre el fraude electoral (creen que fue responsable de la pérdida de Trump, lo que debería decirte lo suficiente por sí mismo), la plataforma del caucus continúa pesando políticas indefendibles para la soberanía, las grandes tecnologías, la inmigración, la infraestructura, la seguridad nacionalla ayuda por el coronavirus, comercio, medio ambiente, energía, protección del valor de los ahorros estadounidenses, la educación de América Primero y el Partido Comunista Chino.

Probablemente podrías adivinar las posiciones que defienden sin tener que leer el documento, pero vale la pena leer la plataforma para saber a qué se enfrentan los estadounidenses mientras estos persistentes temas políticos del aislacionismo se reafirman en la era moderna.

Depende de nosotros asegurarnos de que la ideología intolerante de estos llamados “nativistas” sea nuevamente desechada por una nueva generación de estadounidenses como lo ha sido repetidamente en el pasado.