Recientemente, la revista Time, famosa por sus portadas, anunció que la persona más rica del mundo, Elon Musk, ha sido nombrada su «Persona del año«.

Identificado como una celebridad pública muy abierta en las redes sociales, casi tanto como por sus empresas SpaceX y Tesla, la decisión de otorgarle la codiciada portada ya ha demostrado ser profundamente polarizante.

Independientemente a que sus fanáticos acérrimos, -de los cuales sorprendentemente hay muchos en un mundo donde vivimos obsesionados con la opulencia y la riqueza extrema sin importar como se ha conseguido-, están encantados de ver allí la cara de su ídolo, muchos de sus detractores y oponentes están indignados.

Musk ha sido criticado regularmente por no pagar suficientes impuestos, romper sindicatos, fomentar un lugar de trabajo supuestamente plagado de acoso sexual en Tesla y por construir su imperio en expansión con la ayuda de subsidios gubernamentales masivos mientras aboga públicamente por la forma más despiadada de crueldad capitalista.

No hace mucho, Elon Musk fue duramente criticado por los progresistas por decirle a una sala llena de directores ejecutivos que el proyecto de ley «Reconstruir Mejor» de Biden debería ser echado a pique porque aparentemente, Musk ahora está preocupado por el déficit de nuestro gobierno. ¿Alguien en su sano juicio puede creer esto?

La explicación mucho más probable de por qué se opone a esa Ley es que no quiere que sus competidores reciban ayuda del gobierno para desarrollar fuentes de energía limpia y automóviles eléctricos. Al final del día, se trata de lo fundamental para él: DINERO, DINERO y más DINERO. Y la verdad es que necesita más, pues el «pobrecillo» a duras penas sobrepasa los 200 MIL millones de dólares.

Time ha provocado indignación por destacar de esa manera a un hombre como Musk, pero también vale la pena señalar que, además de luminarias como Barack Obama y Gandhi, la revista ha nombrado en el pasado a Adolf Hitler, Josef Stalin y Donald Trump como su «Persona del año«., con lo cual parece que no sólo quieren llamar la atención sobre aquellas personas que generan un impacto positivo en la sociedad, sino también sobre aquellos que expanden extraordinariamente su influencia negativa.

Elon ciertamente no pertenece al grupo de quienes le acompañan en la foto de portada de nuestro artículo, pero sería muy difícil encontrar un argumento convincente de que pertenece al selecto grupo de los que se destacan por su positivo legado.

La historia, esa jueza severa de los tiempos, probablemente recordará a Musk como otro multimillonario depredador que ayudó de alguna manera a la exploración espacial y la popularización de los vehículos eléctricos como efectos secundarios de su búsqueda mercenaria de capital.

.

.

Jordan Zakarin:
Elon Musk se vio obligado a pagar $ 100 millones a dos ex trabajadores por discriminación racial, está siendo demandado por docenas más por lo mismo, también está siendo demandado por acoso sexual en Tesla, fue declarado culpable de desmantelamiento sindical por la NLRB y HA donado $ 0 para caridad. Buena elección.

.

.

Aaron Parnas:
Dolly Parton, no Elon Musk, merecía ser la Persona del año de Time.

.

.

Robert Reich:
El debut de Elon Musk en @TIME es un buen momento para recordarles que amenazó ilegalmente con quitar opciones sobre acciones si los empleados se sindicalizaban, y ha tenido 43 violaciones de los derechos de los trabajadores presentadas contra su empresa desde 2010.

.

.

Kurt Eichenwald:
Me contuve de decir mucho sobre Time eligiendo a Elon Musk como la persona de año hasta que leí su razonamiento. En un año en el que los desarrolladores de ARNm han ahorrado millones y han ayudado a restaurar las economías globales, la selección de Musk de este año puede ser la peor opción de la historia.

.

.

Qasim Rashid, Esq.:
TIME nombrar a un evasor de impuestos multimillonario que ha recibido miles de millones en subsidios gubernamentales como ‘Persona del año’ mientras los maestros de escuelas públicas mal pagados se arrastran de rodillas por billetes de $ 1 para comprar suministros básicos, resume bastante bien dónde estamos como país en este momento.

.

.