Barack Obama es un padre cariñoso y sigue estableciendo estas metas paternales, que pueden parecer imposibles para algunos. Pero si hace felices a sus hijas, pues resulta algo muy grato de escuchar. Al menos esa es la sensación que nos ha dado desde que nos enteramos de que el ex presidente de Estados Unidos había abierto su casa al novio británico de su hija Malia, quien se había puesto en cuarentena con ellos desde el principio.

Según un informe de The Independent, Obama compartió sobre la vida amorosa de su hija durante una aparición en The Bill Simmons Podcast , en la que se le preguntó sobre sus momentos favoritos en cuarentena con sus hijas, Malia (22) y Sasha (19).

El ex presidente reveló que el tiempo que pasamos juntos como familia fue agradable porque “todo lo de la adolescencia ya se ha ido. Es una bendición porque todas las cosas de la adolescencia se han ido un poco ahora y acaban de volver y te quieren de nuevo y quieren pasar tiempo contigo y son divertidas“, compartió.

barackobama: El hecho de que mi propio padre estuvo ausente en gran parte de mi infancia ayudó a dar forma a mis ideas sobre el tipo de padre que pretendía ser. Cuando nació Malia, me prometí a mí mismo que mis hijos me conocerían, que crecerían sintiendo mi amor de manera intensa y constante, sabiendo que siempre los pondría a ellos primero.

Mientras servía como presidente, me aseguré de cenar con Michelle, Sasha y Malia todas las noches a las 6:30. Comíamos bien y nos poníamos al día con nuestros días. Esa era una de las mejores partes de vivir por encima de la tienda, como a veces la llamaba. Verlas crecer y convertirse en las jóvenes inteligentes, fuertes y compasivas en las que se han convertido ha sido la mayor alegría de mi vida. Me recuerda constantemente que no hay lugar en el mundo en el que prefiera estar que con Miche y nuestras chicas, y es por eso que les dedico mis memorias.

.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Barack Obama (@barackobama)

.

En el primer mes de cuarentena, Obama dijo que la familia pasaba su tiempo jugando y luego reveló que el novio de la hija mayor Malia también se les había unido.

“Creo que, como muchas familias, pasamos por ese primer mes en el que jugábamos todas las noches y hacíamos pequeños proyectos de manualidades y luego poco a poco empezaron a aburrirse un poco con nosotros. Quizás enseñarles a Malia y Sasha, y al novio de Malia que estuvo con nosotros por un tiempo, espadas, y luego tener algunos juegos de espadas. Y enseñándoles cómo hablar mal de manera adecuada y dar una palmada a las cartas … “

La nacionalidad del novio de su hija nos hizo recordar a todos la gran diferencia con que la Reina Isabel de Inglaterra acogogió a Obama y luego a Trump, quien se sintió doblemente humillado porque a “un negro lo hubiesen tratado mejor que a mí“, según dicen algunos cercanos a él que expresó, aunque nunca haya podido comprobarse la frase con una grabación.

Aunque, naturalmente, no reveló el nombre del chico, cuando fue presionado por el presentador del podcast Ben Simmons, Obama reveló que el chico es británico y un “joven maravilloso“. “Estaba un poco atascado porque había todo un asunto de visas y tenía un trabajo establecido. Así que lo acogimos y no hizo esfuerzos por agradarme, pero es un buen chico “.

Adorable, ¿verdad? ¿Qué enorme diferencia entre un ex Presidente que se comporta todo el tiempo como un gran ser humano y un muy pronto ex Presidente que se comporta todo el tiempo como el peor de los engendros?