Todos los grandes dictadores de la humanidad, además de sus poderosos ejércitos, partidos y/o movimientos, han tenido como una fuerza paramilitar, “extraña”, que actúa al margen de la ley. Algo así como los infames “Escuadrones de la Muerte” o el grupo que dió origen a las malignas SS de Hitler. Pudiera ser, quién sabe, si trump aspira a reclutar algo similar entre sus fieles partidarios de la supremacía blanca.

El auge de las masivas, y en su mayoría, pacíficas protestas por el asesinato de George Floyd continúan dominando nuestra cotidianidad a nivel nacional al igual que los incidentes diarios y aparentemente interminables de brutalidad policial que se infligen a los manifestantes pacíficos.

Casi todos los sectores del pueblo estadounidense se han unido en un grito único para exigir que nuestras organizaciones de aplicación de la ley necesitan urgentemente una reforma para frenar sus tendencias violentas y esas mismas organizaciones están respondiendo con gases lacrimógenos, balas de goma y baterías de vehículos.

En momentos así, más que en ningún otro, el país necesita que donald trump excave dentro de sí mismo y busque algún mínimo vestigio de liderazgo, que hasta ahora ha demostrado ser incapaz de sacar a relucir. En cambio, vemos a un presidente presionando a la policía para que “domine” las calles, un presidente que ordenó a la policía lanzar gases lacrimógenos a manifestantes pacíficos y miembros del clero para que pudiera dar un paseo sin prisa a la sesión fotográfica de la iglesia. Al mismo tiempo, está constantemente buscando a alguien a quien culpar por estas crisis.

Recientemente, trump lanzó un ataque en Twitter contra la alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser, calificándola de “incompetente“, una opción interesante ya que es la palabra que más y más estadounidenses están usando para describir su presidencia.

El presidente dijo que el presupuesto de la ciudad liderada por Bowser está “totalmente fuera de control” y afirmó que sigue buscando “dádivas“, una línea de ataque increíblemente hipócrita teniendo en cuenta que su propia administración ha disparado el déficit nacional y ha dado reducciones fiscales masivas a los súper ricos.

trump luego se dió la vuelta de sus ataques repetitivos para concentrarse en la negativa de Bowser a pagar el alojamiento en el hotel de los miembros del servicio de la Guardia Nacional desplegados en el DC porque los costos se estaban acumulando rápidamente. La decisión fue razonable y muestra que la alcaldesa está más interesada en servir a la gente de su ciudad que en participar en los boletines autoritarios de trump.

.

El tema de los tweets del presidente tomó un giro extraño y siniestro cuando, después de declarar ridículamente que la Guardia Nacional salvó a la alcaldesa Bowser de una “gran vergüenza“, amenazó con enviar un “grupo diferente de hombres y mujeres” a menos que Bowser trate bien a la Guardia.

No aclaró a qué “grupo diferente” se refería, pero podría interpretarse razonablemente como una amenaza enviar a todo el ejército estadounidense al DC para hacer valer la voluntad del presidente trump.

Igual que podría ser el ejército podría estarse refiriendo a los supremacistas blancos que hasta ahora parecen serle fiel, y constantemente amenazan con formar milicias paramilitares.

Su decisión de mantener tan vago el planteamiento le permite una negación plausible en este frente, pero también permite que sus paranoicos acólitos de MAGA lean lo que quieran en el tweet y proyecten su deformada idea de fuerza sobre el mismo.

Nunca ha sido más claro: trump tiene que irse.

Donald J. Trump: La incompetente alcaldesa de Washington, DC, Bowser, cuyo presupuesto está totalmente fuera de control y constantemente viene a nosotros para recibir “dádivas”, ahora está luchando con la Guardia Nacional, quien la salvó de una gran vergüenza. ..

.

.

Donald J. Trump: … durante las últimas noches. Si ella no trata bien a estos hombres y mujeres, ¡entonces traeremos un grupo diferente de hombres y mujeres!

.

.

Sí, un “grupo diferente“. No sabemos exactamente qué es, pero de que es algo sucio y bajo, estamos totalmente seguros.