Casi todos conocemos lo sucedido la pasada semana, cuando la ultra derecha miamense intentó impedir la protesta pacífica y la Caravana por la familia cubana y el levantamiento del bloqueo a Cuba. Este diario digital publicó un artículo titulado «Miami Vuelve a Debatirse Entre la Desverguenza y la Gloria, Entre la Ignonimia y el Amor a la Patria» donde se destacaba el ineficiente papel de las autoridades locales en impedir los ataques y provocaciones, lo que conllevó al arresto de uno de los manifestantes de la parte que se fundamenta en el amor, pero de ninguno de los provocadores de la parte que promueve el odio y los viejos rencores.

La Caravana Mundial Anti Bloqueo suele llevarse a cabo el último Domingo de cada mes, pero esta vez está teniendo dos ediciones, debido a la votación de la Asamblea General de las Naciones Unidas contra el bloqueo a Cuba, con 184 votos a favor, 2 en contra (EEUU e Israel) y 3 abstenciones (Brasil, Colombia y Ucrania). El pueblo cubano agradeció el apoyo del 97% de la comunidad internacional y envió su abrazo solidario a los pueblos de esos 5 países, que no tienen la culpa del mal proceder de sus viles gobernantes.

Lo sucedido el pasado Domingo y la aplastante victoria de Cuba en la ONU ha alterado los ánimos de los mercaderes del odio, quienes han convocado una contra-manifestación para el mismo día, misma hora y lugar del evento mensual anti bloqueo, apoyados por algunas autoridades locales, como el Alcalde de Coral Gables, quien participó en el programa del peor de los engendros de las redes sociales (un tal Otaola), supuestamente reconociendo el derecho a la libertad de expresión refrendado por la Primera Enmienda de nuestra Constitución, al mismo tiempo que inapropiada y burdamente designaba a los manifestantes, -que no portan ni gritan carteles o consignas políticas-, como «comunistas» y «defensores del régimen castrista«.

Aún así, la participación en la Caravana de mañana es SEGURA por 3 Razones:

Primero: la ley en los Estados Unidos protege el derecho universal a protestar de forma pacífica, dentro de los marcos establecidos constitucionalmente y sin afectar los derechos ni la integridad física del resto de los ciudadanos, que es exactamente lo que hacen los participantes de la Caravana.

Segundo: el sólo hecho de haberse pronunciado al respecto ya los responsabiliza con cualquier cosa que pueda pasar y no pueden darse el lujo de permitirse un incidente que los haga quedar mal a los ojos del mundo (pues la iniciativa de las Caravanas se ha extendido a más de 50 países y varios estados de la Unión Americana) y a los ojos de Estados Unidos, exponiéndose, entre otras cosas, a la denuncia implacable de NEMO (No Embargo Movement), un movimiento digital que ya cuenta con más de 105,000 miembros de más de 137 países y de la gran mayoría de los estados de EEUU.

Tercero: el Comité Organizador de la Caravana, encabezado por su líder histórico, Jorge Medina (el «Protestón Cubano»), el inspirador y Coordinador General de la iniciativa, Carlos Lazo, y varios Comités entre los que destaca en este caso específico el de los «Guardianes de la Paz«, han tomado todas las medidas pertinentes para establecer un perímetro de seguridad, impedir que nadie se deje provocar por las sucias artimañas de los odiadores, a la vez que el Comité Negociador ha estado en contacto con las autoridades, en el proceso de trámite de permisos y coordinaciones de protección por parte de la policía.

Como ya hemos insistido muchas veces, NEMO no organiza ni lidera las Caravanas, pero promueve ampliamente la participación en las mismas y pone a disposición de este evento, el valor de sus decenas de miles de voces, que se están convirtiendo en un clamor tan masivo, que se hace imposible no escucharlo. Esta es otra razón de más para que te unas a NEMO, si aún no lo has hecho, haciendo CLIC AQUÍ y luego invitando a tus familiares y amigos.