Ivanka Trump, a través de la fuerza del descarado nepotismo, se ha colocado en el escenario mundial, convirtiéndose en una especie de diplomática de facto para los Estados Unidos, a pesar de su completa falta de experiencia.

Ella asiste regularmente a reuniones entre su padre y líderes extranjeros y está explotando claramente la posición del Presidente Trump para ampliar su círculo de influencia y acumular poder. Teniendo eso en cuenta, es injusto que se la mantenga en un nivel más alto de lo que estaría una Primera Hija, incluso si repetidamente no cumple con ese estándar.

Recientemente, Ivanka se lanzó a Twitter para felicitar a Boris Johnson, el crudo conservador y Trumpiano que ganó la elección de su partido y ahora se convertirá en el nuevo primer ministro del Reino Unido. Sin embargo, demostrando la atención al detalle que caracteriza a toda su familia, Ivanka felicitó a Boris Johnson por convertirse en el “próximo Primer Ministro del Rieno Unido“. (Nota del traductor: “Kingdom” en inglés es “Reino“, pero “Kingston” no significa nada más que una ciudad de Jamaica, sólo que para el caso es como si hubiese escrito “Rieno“).

Por supuesto, Boris Johnson no va a ser el líder de un lugar llamado “Rieno Unido“. Ivanka eliminó rápidamente el tweet, probablemente con su cara ardiendo de vergüenza, pero desafortunadamente para ella, publicaciones como The Hill ya habían conseguido una captura de pantalla de su error original, y huelga decir lo rápido que se volvió viral en Twitter.

Si bien el tweet fallido es quizás un pequeño error en el esquema de las cosas, es solo otro recordatorio de que toda esta administración está plagada de incompetencia.

Alguien debería haberse dado cuenta de esto, ya sea Ivanka o su equipo, y el hecho de que nadie lo haya hecho demuestra cuán irresponsablemente la Primera Hija y el resto de los compinches del presidente valoran sus responsabilidades representando a este país. Es solo la última humillación en una serie de muchas y este tipo de comportamiento laxo no muestra signos de desaceleración.

Donald Trump debe ser expulsado de su cargo no solo para que finalmente podamos deshacernos de él personalmente, sino para que ya no tengamos que preocuparnos por ningún miembro de su vil cría. El trompismo debe ser reprendido severamente en las urnas para que ninguno de sus hijos pueda perseguir los sueños de un cargo político. Una dinastía Trump sería como deletrear el final de América.

Más tarde ella envió un tweet correctamente escrito.

Ivanka Trump: “Felicitaciones a Boris Johnson por convertirse en el próximo Primer Ministro del Reino Unido”.
.


.

Sin embargo, ya era tarde. Los twiteros de deleitaron burlándose de la Primera Hija. Si quieres ver una selección de las mejores burlas (en inglés) puedes hacer clic aquí. Si no, pues que te baste con recordar que hace poco su padre felicitó al Príncipe de las Ballenas, en vez de al Príncipe de Gales (la única cosa que diferencia esas dos palabras en inglés es una “h” intermedia – Wales & Whales, pero el Donal no sabe eso).