No nos podemos confiar y hay que trabajar muy duro logrando el compromiso en la intención de voto. Sin embargo, si bien es peligroso asumir la victoria tan lejana de noviembre, las cosas se ven cada vez más sombrías para Donald Trump y cada vez más optimistas para el futuro de nuestra República.

Aún con todas las críticas groseras que han lanzado en su contra, el ex vicepresidente y presunto nominado demócrata Joe Biden está aplastando a trump en las encuestas y el presidente está luchando por articular un mensaje coherente de reelección a medida que el país lucha a través de la pandemia del COVID-19, el desastre económico y la profundización de las divisiones raciales sobre la brutalidad policial.

Tal y como era de esperar, trump está manejando mal su terrible situación y parece mucho más interesado en despotricar sobre las estatuas confederadas y en quejarse en Twitter, que en corregir el rumbo para salvar su oferta de reelección dañada. Su solución a sus números de encuestas parece estar rechazando la validez de dichas encuestas e insistiendo en que él es increíblemente popular. El hombre es un caso de estudio en negación.

Recientemente, el presidente tuiteó en mayúsculas todo lo siguiente: “¡LA MAYORÍA SILENCIOSA ES MÁS FUERTE QUE NUNCA, SOLO MIRA!“.

Él, por supuesto, no proporcionó pruebas de su absurda afirmación de que la mayor parte del país lo apoya, pero que (por alguna razón) mantiene su boca colectiva cerrada. El tweet claramente tenía como objetivo amplificar a sus seguidores restantes y un intento patético de hacer que ellos y él se sintieran mejor con respecto a noviembre. Fue el tweet de un líder que en cierto nivel sabe que ha perdido la fe de su nación.

Donald J. Trump: ¡LA MAYORÍA SILENCIOSA ES MÁS FUERTE QUE NUNCA, SOLO MIRA!

.

.

Ana Navarro-Cárdenas, estratega repúblicana y crítica frecuente de la fallida administración de Trump, retuiteó el mensaje del presidente con un comentario brutal.

Preguntó cuáles de los partidarios de Trump son “el tipo silencioso” al que él alude antes de sacar una lista de los peores momentos del movimiento MAGA, desde los supremacistas blancos que gritan ofensas a los judíos, hasta los conservadores anticientíficos que se niegan a usar máscaras en medio de una pandemia, y los ataques recientes a la senadora Tammy Duckworth (D-IL), y a los xenófobos que cantan sobre un muro fronterizo.

Fue un resumen sucinto y devastador de la base de Trump hasta la fecha y un duro rechazo de la idea de que él tiene una “mayoría silenciosa de apoyo“. La gran mayoría de las personas que aún apoyan a Donald Trump en este momento son operadores ignorantes, racistas o cínicos que esperan más recortes de impuestos. Pueden ser superados en las urnas si los verdaderos patriotas estadounidenses aparecen en vigencia.

Ana Navarro-Cárdenas: ¿Cuáles de tus seguidores son del tipo silencioso …

¿Los que gritan “los judíos no nos reemplazarán”?
¿Los que se derriten por usar mascarillas?
¿Los que atacan a una veterana que perdió ambas piernas en combate?
¿Los que todavía cantan sobre un muro imaginario que México iba a pagar?

.

.