En todas las culturas y prácticamente el día en que se honra a las Madres es un día de fiesta, pero también de expresar el respeto por esas que nos traen al mundo y nos sirven de apoyo y guía durante toda nuestra vida. Cada uno expresa lo que siente con devoción y sinceridad, como fué el caso de nuestro Editor General, el Dr. Manuel Tejeda, que ayer escribió en Facebook una felicitación muy diferente a la de otros años y se la reproducimos a ustedes al final del artículo porque también va dedicada a todas nuestras amables lectoras que son o un día serán madres y expresa todo lo que nuestro Equipo de Redacción quiere transmitirles.

Por otro lado, este es el  primer día dedicado a nuestras progenitoras en muchos años, en el que muchos estadounidenses no podrán abrazar a sus madres o llevarla a cenar debido a las pautas de distanciamiento social, las celebraciones virtuales del Día de la Madre deberán suplantar las tradiciones más comunes.

Los más críticos entre nosotros evaluarán el nivel de respeto a la maternidad en general por el ingenio, la originalidad y la sinceridad de la expresión de los sentimientos del Día de la Madre.

Según esa medida, Donald Trump ha fracasado tan épicamente como cabría esperar.

Tome el saludo de celebración del Día de la Madre profundamente mínimo que publicó en Twitter esta mañana.

Donald J. Trump: “¡FELIZ DÍA DE LA MADRE!”
.


.

Si bien algunos pueden describir el tweet de mayúsculas y letras vacías como la altura de la simplicidad elegante, muchos lo considerarían el equivalente ineludible de un garabato apresurado a través de una tarjeta barata comprada en la tienda por un niño negligente.

Compare la breve misiva de Trump con el tweet enviado por su predecesor, el ex presidente Barack Obama.

Barack Obama: “Incluso si no puedes abrazar a las mamás de tu vida hoy, espero que puedas darles un agradecimiento extra. Gracias y Feliz Día de la Madre a la mujer que lo hace posible. Te amo, @Michelle Obama.”
.


.

Obama no solo hace referencia específica a la difícil situación en la que muchos estadounidenses se encuentran en esta celebración inicial de la festividad infundida con el COVID-19, sino que su tweet también expresa el amor que siente por la madre de sus hijos de una manera genuina y obvia, sin hipocresía barata.

No podrías pedir un contraste más marcado o un recordatorio más conmovedor de lo que nuestra nación ha perdido en la transición de un líder articulado, sofisticado e inteligente al desastroso e incompetente Comandante en jefe con el que estamos sufriendo actualmente.

Obama es un amante de las madres y Trump es solo un hijo de … “oye, cállate la boca”, dice el coro … ¡pero estoy hablando de Trump!

Los habitantes de Twitter aparentemente favorecieron el tuit de Obama en la única medida que realmente le importa a Donald Trump, las calificaciones.

La publicación de Obama fue del agrado de 317.4 mil fanáticos, mientras que el tuit de Trump solo fue del agrado de 272.2 mil de sus seguidores hasta el momento de la publicación.

En esa nota optimista, ¡feliz Día de la Madre a todas las madres!

Recuerda honrar a tu madre, y a todas las mujeres en todas partes, asegurándote de que el depredador misógino en la Casa Blanca sea desalojado en las elecciones de noviembre al verificar tu registro de votante y solicitar el voto por correo temprano si tu estado lo permite.

.

FELICITACIÓN A TODAS LAS MADRES DE NUESTRO EDITOR GENERAL

“Hoy, es un Día de las Madres muy especial. Primero porque casi nunca coincide la celebración en México (habitualmente el 10 de Mayo), donde tengo tantas mujeres lindas y buenas que felicitar, con otros países. Y segundo porque hoy no quiero felicitar a “Todas las Madres del Mundo”. Esta vez decidí quitarme totalmente la máscara y ser aberrantemente sincero. Al carambete la hipocresía tradicional.
Me niego a felicitar a las arrogantes que piensan que son de sangre azul, a las que han educado a sus hijos (a esos mismos que luego llamamos “Hijos de Perra” en una terrible ofensa a esos pobres animalitos) pensando que están por encima de los demás y que lo merecen todo porque nacieron con dinero, o con poder, y disfrutaron de otras oportunidades. Ni a esas que se desgarran piel y vestidos por apoyar toda la inmundicia que Trump representa: la peor ideología que ha afectado la raza humana después del fascismo hitleriano.
Hoy quiero Felicitar, de corazón y con toda la sinceridad del mundo, a esas madres que con dinero o sin dinero, con linaje o sin linaje, inculcan en sus hijos el amor al prójimo, el respeto al Planeta, la humildad que siembra grandeza y honra diversidades, y la fuerza para multiplicar ese regalo bueno y lindo de la vida y luchar, pelear con dientes y uñas contra toda la otra porquería que nos han querido hacer pasar por algo “normal” porque no lo es, o por algo “inevitable”, porque sí lo podemos evitar y sí lo podemos acabar.
A todas esas Madres buenas, luchadoras y guías imprescindibles de nuestras vidas, a la mía y a la de mis hijos, a las de mi familia y a las que no conozco, a mis amigas y colegas de esta lucha linda en el mundo digital, llegue hoy mi abrazo infinito y el más respetuoso de los besos”.