El estrés de una investigación de juicio político que avanza rápidamente y su abandono por parte de los legisladores republicanos normalmente sumisos sobre su retirada de tropas de Siria está causando que Donald Trump regrese a un estado infantil.

¿De qué otra manera se puede explicar el intercambio juvenil del presidente -“Yo soy de goma, tú eres pegamento, digas lo que digas eso rebota en mí y se te pega a ti“- con la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (D-CA) en Twitter después de que Pelosi y otros altos líderes demócratas salieron de una reunión de la Casa Blanca con el presidente y otros miembros de su administración luego de que Trump, según los informes, lanzara un ataque siseante que llevó a los demócratas a cuestionar su cordura y rezar por su salud mental.

En el estilo típico de Trump, el presidente acusó a Pelosi y a los demócratas de haber sido ellos los del colapso mental, usando su táctica habitual de proyección psicológica para asignar sus propias fallas y transgresiones a los demás.

Primero, Trump publicó infantilmente fotos de su confrontación con los líderes demócratas en la reunión sobre su traición a los aliados kurdos de Estados Unidos, una reunión que tuvo lugar después de que la Cámara de Representantes condenó abrumadoramente a Trump por su inesperada decisión unilateral, en un intento de demostrar que fue la Vocera Pelosi la participante en la reunión que resultó “desquiciada“.

Ahora, ha publicado un tweet que aparentemente copió y pegó de los comentarios sobre las descripciones de su propio estallido de comportamiento en la reunión y atribuyó el comportamiento a la Presidenta de la Cámara en un esfuerzo adicional para contrarrestar la mala publicidad que le traerá la explosión emocional con la que conmocionó a la nación una vez más.

Donald J. Trump: “¡Nancy Pelosi necesita ayuda rápidamente! Hay algo mal con su “piso de arriba”, o simplemente no le gusta nuestro gran país. Hoy tuvo un colapso total en la Casa Blanca. Fue muy triste de verr. ¡Ruega por ella, es una persona muy enferma!”
.


.

Obviamente, Trump se encuentra mentalmente en una espiral descendente rápida, como lo demostraron hoy esas habilidades de expresión a nivel de las usadas en la escuela primaria, que exhibió en una carta vergonzosamente escrita que había enviado al presidente turco, Erdogan.

Es obvio que lo que Trump ha escrito sobre la Vocera Pelosi es completamente aplicable a su propio comportamiento. ¡El pobre Donnie está demente, sus tweets son una locura!

La única asistencia rápida que requiere Nancy Pelosi es cualquier ayuda posible para avanzar en el proceso de juicio político y para moverse lo más rápido posible en sus esfuerzos de sacar al enano mental de la Oficina Oval y rescatar a nuestro país de sus maquinaciones malvadas y egoístas.