Con el asalto republicano a los derechos reproductivos de las mujeres alcanzando nuevas alturas con el extremismo, y con la prohibición casi total, obviamente inconstitucional, del procedimiento que acaba de aprobar la legislatura del estado de Alabama, incluso los defensores “pro-vida” cristianos evangélicos conservadores están empezando a pensar que la estrategia del Partido Republicano puede ser contraproducente para el Partido y sus intentos de restringir el acceso a la interrupción del embarazo bajo cualquier circunstancia.

Pat Robertson, el televangelista y presidente de Christian Broadcast Network, expresó sorprendentemente su preocupación de que el nuevo proyecto de ley de Alabama, que aún espera la firma del gobernador republicano Kay Ivey, sea demasiado extremo para lograr el objetivo que sus patrocinadores esperan lograr con la legislación, una revocación de la decisión Roe vs. Wade de la Corte Suprema que consagró la libertad reproductiva de las mujeres como la ley establecida en todo Estados Unidos.

La legislación de Alabama, que prohíbe los abortos en todas las etapas del embarazo y somete a los médicos que realizan el procedimiento a sanciones penales de hasta 99 años de prisión, no hace excepciones en casos de violación o incesto.

Solo los casos en que la vida de la futura madre esté en peligro no están sujetos a la prohibición, y Robertson siente que el proyecto de ley de Alabama dañará la causa del aborto.

“Creo que Alabama ha ido demasiado lejos. Han aprobado una ley que otorgaría una pena de prisión de 99 años a las personas que practican un aborto. No hay excepciones por violación o incesto. Es una ley extrema y quieren desafiar a Roe contra Wade, pero mi humilde opinión es que este no es el caso que queremos presentar ante el Tribunal Supremo porque creo que este perderá”, dijo Robertson en una entrevista televisada.

Al reconocer el objetivo de la derecha de anular el precedente judicial establecido con respecto a los derechos reproductivos de las mujeres, Robertson demuestra el peligro que las legislaturas estatales controladas por los republicanos representan para el acceso de las mujeres a los abortos en todo el país.

Y de una vez no entienden que los demócratas y libres pensadores de este país tampoco queremos el aborto, planteamos la necesidad de promover la educación sexual, los anticonceptivos y la adopción como alternativas, pero al mismo tiempo respetamos la decisión soberana de la mujer, nos guste o no.

Con los legisladores del Partido Republicano en todo el país, al parecer, intentando superarse unos a otros al aprobar regulaciones cada vez más restrictivas sobre los proveedores de servicios de aborto en un lento despojo de las protecciones constitucionales en la decisión del Tribunal Supremo, el hecho de que incluso los opositores más fervientes a los derechos de aborto están cuestionando sus esfuerzos, muestra de manera extrema cuán peligrosas son realmente las políticas republicanas y cuán duras deben ser las mujeres progresistas y sus aliados masculinos para luchar contra ellas.

Puedes ver un clip de los comentarios del presidente de CBN, Pat Robertson, sobre la legislación respecto al aborto de Alabama en el video a continuación.

Right Wing Watch: “Esta es una ley extrema”: “Pat Robertson dice que la ley contra el aborto de Alabama va demasiado lejos y probablemente perderá en la Corte Suprema “.
.


.