Los residentes del condado de Bay, Florida, están horrorizados por un video increíblemente racista de un joven local, prácticamente un adolescente aún, que se ha vuelto viral en Internet.

En él, se ve a un estudiante blanco de la Escuela Secundaria Mosley blandiendo armas, sumulando disparos, usando la palabra N (la forma más despectiva de llamar a los negros en los EEUU) y hablando sobre el KKK. Advertencia: es un clip profundamente perturbador y ofensivo.

La mamá de Jocko Blue: “Los policías no lo arrestaron. Esto está en la ciudad de Panamá, Florida”.
.

.

Según WJHG, los funcionarios del distrito escolar no tomarán ninguna medida porque el estudiante en el video no amenazó explícitamente con dañar a otros estudiantes o profesores de la escuela. El video fue enviado a la oficina del sheriff local, pero tampoco tomarán ninguna medida, afirmando que “a pesar de los comentarios profundamente ofensivos hechos por el adolescente, no se ha cometido ningún delito“.

Es comprensible que el hecho de no hacer nada con respecto al video, especialmente en un entorno nacional en el que los nacionalistas blancos están atacando a las minorías y llevando a cabo tiroteos masivos, preocupa profundamente a los residentes del condado de Bay.

“Fue despreciable, desagradable y profundamente ofensivo”, dijo el presidente de NAACP del condado de Bay, Dr. Rufus Wood, a WJHG.

Como persona de color, me siento asustado y amenazado“, dijo Gregory S. Dossie, fundador y director del Centro de Defensa de Estudiantes del Condado de Bay. “Hay estatutos del estado de Florida bajo las cuales podría haber sido acusado. Y dos de ellos podrían haber sido, posesión ilegal de un arma por un menor y exhibición ilegal de un arma por un menor“, explicó.

Otros están de acuerdo en que se deben emprender acciones legales contra el individuo racista.

En todo el país y en todo el estado, están arrestando a niños por cosas que son mucho, mucho menos significativas que esto“, dijo Tony Bostick, un local.

“Hizo una comparación para disparar a los patos y decir que estoy matando a un N de cualquier manera”, dijo Greg Dossie, otro local, a WMBB. “Él usa la palabra N en numerosas ocasiones por lo que se debería agregar el cargo de odio”.

Independientemente de si el estudiante enfrenta o no consecuencias en la escuela, su vergonzoso clip debe extenderse a lo largo y ancho para que todas las personas con las que se encuentre sepan que es una persona vil. Los racistas deben ser confrontados por su intolerancia, especialmente cuando aluden a la violencia.