El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff (D-CA), acaba de revelar la línea roja, que si la administración de Trump decide cruzarla,  podría dar lugar al inicio del proceso de juicio político contra el presidente.

Hablando en una aparición en el Estado de la Unión de CNN, el congresista demócrata le dijo al anfitrión Jake Tapper que bastaría la negativa del gobierno a cumplir con una decisión judicial final que obliga a presentar los documentos solicitados y el testimonio de testigos citados para que él se una a los más de 75 miembros de la Cámara que ya han pedido que comience el juicio político.

“Podríamos llegar allí, un tercio de nuestro comité ya está allí. Lo que me llevaría a ese punto es que si llegamos a una decisión final del tribunal que obliga a la administración a proporcionar testimonios y documentos y ellos se niegan, creo que estamos en un “crisis constitucional en toda regla”, dijo Schiff a Tapper. “Puede que llegue antes de ese punto … pero en este momento no estoy preparado para recomendarlo”.

La indicación del Representante Schiff sobre sus resultados finales en el juicio político demuestra que es probable que continúe apoyando la decisión de la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de suspender el inicio de los procedimientos de juicio político hasta que la mayoría del público, y de su grupo demócrata, lo exijan en voz alta.

Con las encuestas que indican que el 67% de los votantes demócratas ya están a bordo del tren de la destitución, se espera que llegue el momento antes de que el sistema de justicia tome una decisión sobre el cumplimiento de la administración de Trump con las solicitudes de información y testimonios del Congreso.

Puedes ver un extracto del presidente de la Cámara de Inteligencia, Adam Schiff, en el estado de la Unión de CNN en el video a continuación.

CNN Politics: “El representante Adam Schiff sobre las crecientes peticiones de destitución del presidente Trump: “En este momento, no estoy preparado para recomendarlo”.
.


.

Los que conocen bien al Representante Schiff saben que es un hombre decidido yy sin miedos. En este caso está tratando de que prime la cordura. Si iniciamos un proceso de destitución, tiene que ser para ganar, para sacar a Trump de la Casa Blanca, pero no puede iniciarse hasta que de verdad se reunan todas las condiciones. Tenemos muchas pruebas, mucha evidencia, pero ya sabemos cómo los poderosos utilizan la ley a su favor para salirse con la suya. No le podemos dar ese gusto a Trump y los trumpistas.