A 22 escasos días de la elección más importante de la historia estadounidense, es conveniente recordar el discurso de la ex Primera Dama, Michelle Obama, en el cierre de la primera jornada de la Convención Nacional Demócrata.

Ella no sólo llamó a votar masivamente el 3 de Noviembre, sino que describió un panorama muy sombrío del país, atacó la personalidad del actual ocupante de la Casa Blanca y destacó al mismo tiempo las virtudes de Joe Biden.

“Déjenme ser todo lo sincera y clara que puedo: Donald Trump es el presidente equivocado para nuestro país”, dijo Michelle en un tono muy emotivo que impactó a todos. “Ha tenido suficiente tiempo para demostrar que puede hacer este trabajo, pero claramente lo supera. Simplemente no puede ser quien necesitamos que sea. Esto es lo que es”.

La última parte “esto es lo que es” es una de las frases preferidas de Trump (“It is what it is“), que había usado un par de semanas atrás cuando le preguntaron en una entrevista por la alta tasa de mortalidad del Coronavirus en los EEUU (663 fallecidos por cada millón ya en estos momentos).

Hace cuatro años, el estado de este país era muy diferente. Más de 150.000 personas han muerto y nuestra economía es un desastre por culpa de un virus que este presidente subestimó durante demasiado tiempo”, expresó ella en aquel momento. Hoy, mientras lees estas líneas, el número de víctimas fatales estará llegando a los 220,000, una buena parte de los cuales pudo haberse evitado de no haber sido por la IRRESPONSABILIDAD (negando la ciencia) y la PERVERSIDAD (tratando de impedir la afectación a su reelección) de Donald Trump.

Refiriéndose al racismo sistémico imperante en el país, la Sra. Obama afirmó: “Cuando miramos a esta Casa Blanca en busca de liderazgo, consuelo o cualquier forma de equilibrio, lo que encontramos en su lugar es caos, división y una completa falta de empatía“.

Y remató con dos poderosas frases que harán historia: “los hijos de los estadounidenses ven a nuestros líderes que etiquetan a conciudadanos como enemigos del Estado mientras incentivan a supremacistas blancos que portan antorchas”. Y también “ven con horror cómo se separa con horror a niños de sus familias y se los mete en jaulas”, en referencia a la separación familiar de inmigrantes que tratan de llegar a Estados Unidos, muchos de ellos de América Latina.

Ese mensaje vuelve a estar presente en su reciente video de un minuto y medio en el que enfatiza el gran problema del racismo ya casi institucional en los Estados Unidos. Aquí lo tienes con la traducción al español:

.

.

A escasas 3 semanas de una de las decisiones más importantes de nuestras vidas es imperativo tomar en cuenta las palabras finales de Michelle en el discurso que citamos inicialmente:

“Si creen que las cosas no pueden ir a peor, confíen en mí, sí pueden; y lo harán si no las cambiamos en estas elecciones. Si queremos tener alguna esperanza de acabar con este caos, tenemos que votar por Biden como si nuestras vidas dependieran de ello”.

“Debemos votar por Biden en un gran número que no pueda ser ignorado”, dijo pidiendo una masiva participación para evitar que un eventual triunfo del demócrata sea catalogado como fraude, como ya ha adelantado Trump.

“La gente que sabe que no puede ganar de forma justa está haciendo de todo para evitar que votemos. Están cerrando centros de votación en barrios de minorías. Están enviando gente para intimidarnos y están mintiendo sobre la seguridad de nuestras boletas”.

Gracias Michelle. Nuestro voto latino y ciudadano indiscutiblemente será contra Donald Trump.