No sólo Donald Trump nos llena de asombro cada día. Sus seguidores también tienen sus historias muy extrañas y no dejan de asombrarnos y de hacernos pensar que para ser Trumpista hay que ser capaz de ciertas desviaciones físicas y/o mentales.

Ahora una nueva y extraña historia de The New York Post proporciona una instantánea del tipo de personas que apoyan activamente a Donald Trump, y la imagen resultante es profundamente perturbadora.

Esta semana, las autoridades allanaron una mansión multimillonaria en el Condado de Orange, California, para investigar informes de crueldad animal. La casa, propiedad de Ed y Jo Reitkopp, se encontró que estaba “llena de caca” y se descubrieron 136 perros en el interior, descuidados y en necesidad de rescate.

Jo Reitkoop es el jefe de “Hagamos a California Grande de Nuevo“, una organización pro-Trump con el objetivo explícito de derrotar a los candidatos progresistas en las urnas. Pero incluso para los odiosos estándares de los partidarios de Trump, lo que la policía encontró en la propiedad de Reitkoop fue impactante.

“Había muy pocos muebles dentro de esa residencia, y había excrementos de perros, orina por todas partes, adentro, en el piso. Parecía ser inhabitable. El olor era insoportable para mí. Me sorprende cómo la gente puede vivir en esa situación “, dijo el sargento Phil McMullen, de la policía de Orange.

La mansión ha sido declarada inhabitable y los Reitkoops han sido citados por delitos menores de crueldad animal, aunque ABC 7 informa que las acusaciones podrían eventualmente ser elevadas a delitos mayores.

Es posible, aunque aún sin confirmar, que la pareja haya estado operando una fábrica de cachorros. Una vecina, Lisa Paul, le dijo a The New York Post que le compró un cachorro a los Reitkoops hace nueve años, pero tuvo problemas de salud y murió poco más de cuatro años después. Lisa pagó $ 1,500 para comprar el perro.

Jo Reitkoop está activa en Twitter, donde defiende y elogia constantemente al presidente Trump. Aún más inquietante, ella parece ser una creyente ferviente en la desacreditada y totalmente desquiciada conspiración “QAnon” de Trump, como lo demuestra la “WWG1WGA” en su biografía de Twitter. Significa “Donde Va Uno, Vamos Todos” y se usa para señalar a otros partidarios que uno es parte del movimiento marginal.

Claramente, hay algo muy malo con esta mujer. Al menos ahora ya no podrá seguir maltratando a esos pobres animales.

Kenny Holmes: “JUST IN: Orange PD le dice a @NBCLA 136 perros retirados de su hogar en Orange”.
.


.