Los trumpistas no mencionan la palabra “fraude” en Florida, porque allí ganó su venerado ídolo y muchos de sus representantes. Sin embargo, aunque quizás esto no califique legalmente como fraude, sí califica como “marranada”, una más de las que ya ellos nos tienen acostumbrados.

¿Por qué pensarías que algunas personas se postularían como candidatos a escaños para el Senado de Florida y no hacen campaña, no recaudan fondos, ni tienen plataformas políticas ni hacen ningún esfuerzo por obtener votos?

Local 10 News ha encontrado evidencia que sugiere que tres de esos candidatos en tres elecciones del distrito del Senado de Florida, dos de ellos en el condado de Miami Dade, eran candidatos ficticios cuya presencia en las elecciones estaba destinada a desviar votos de los candidatos demócratas.

Las comparaciones de los registros de campañas públicas de los candidatos sin afiliación a ningún partido muestran similitudes y conexiones que sugieren que todos están vinculados por fondos de los mismos donantes de dinero oscuro y que forman parte de un esquema elaborado para alterar los patrones de votación.

En una de esas carreras, en el Distrito 37, se estuvo realizando un recuento porque la diferencia entre los candidatos demócratas y republicanos era de solo 31 votos. El candidato sin partido recibió más de 6300 votos.

Ese tercer candidato del partido es Alexis Rodríguez, que tiene el mismo apellido (cualquiera diría que para “confundir mejor”) que el senador titular demócrata José Javier Rodríguez. La retadora republicana es Ileana García, a quien parece que finalmente declararon ganadora.

Alexis Rodríguez falsificó su dirección en su formulario de presentación de campaña en junio pasado. La pareja que ahora vive allí en esa dirección de Palmetto Bay dice que ha sido acosada repetidamente desde entonces por personas que buscaban a Rodríguez, que no había vivido allí en cinco años.

Local 10 visitó el lugar de trabajo de Rodríguez el martes, donde Rodríguez mintió sobre su identidad. Fingiendo ser un socio comercial, Rodríguez arrojó poca luz sobre su repentina candidatura en la carrera del Distrito 37 y la falta de recaudación de fondos o campañas.

Local 10 comenzó a investigar la candidatura de Rodríguez debido a una corazonada de la productora ejecutiva Natalie Morera de Varona el mes pasado. Ella estaba recolectando fotos de la cabeza de los candidatos para los gráficos de transmisión de las elecciones y tenía curiosidad por saber por qué no se encontraba un candidato por ningún lado, no respondiendo llamadas telefónicas.

Una búsqueda de documentos de campaña presentados por Rodríguez condujo a conexiones de financiamiento de campaña con otros terceros candidatos sin partido en el Distrito 9 del Senado de Florida en Florida Central y el Distrito 39 en Miami-Dade.

El candidato del Distrito 39 es Celso Alfonso, de 81 años, un jubilado que nombró tesorera de campaña a la mujer a la que llama esposa. Es dueña de un spa de día y de la casa donde encontramos a Alfonso el martes por la tarde.

Él también mintió sobre su identidad al principio y finalmente admitió ser el candidato.

Alfonso afirmó que tenía un sueño de toda la vida de estar en el servicio público. Dijo que se postuló por su cuenta, que nadie lo asistió.

Una comparación de los candidatos Alfonso y Rodríguez muestra similitudes inusuales.

Ambos se presentaron como candidatos sin afiliación a ningún partido, pero ambos habían sido registrados recientemente como republicanos.

Ambos calificaron como candidatos el mismo día, 12 de junio de 2020, mediante el pago de una tarifa de calificación.

Ambos aportaron direcciones de Gmail con patrones idénticos: primera inicial, apellido y número de distrito y 2020.

Ambos enumeran una sola contribución a su campaña; ambas contribuciones son autopréstamos de $ 2000, presumiblemente para pagar la tasa de presentación.

El apoyo de ambos candidatos parece provenir del mismo Comité de Acción Política, “Nuestra Florida”, que no tiene enlistadas contribuciones o gastos políticos anteriores. Es el PAC que pagó los folletos de campaña para los candidatos, todo realizado por la misma casa de correo de Clermont, Florida, Advance Impressions.

Celso Alfonso dio respuestas contradictorias sobre los volantes de campaña, primero afirmando que no había ninguno, luego afirmando que su propia campaña pagó por ellos, aunque ese gasto no figura en su informe de finanzas de campaña. Un gasto de campaña no incluido en la lista podría ser una infracción al financiamiento de la campaña.

Ese gasto de $ 370,000 del PAC para la imprenta el 5 de octubre es el único gasto de “Nuestra Florida”. Y el único contribuyente del PAC es una entidad llamada Proclivity, cuya contribución de $ 370,000 se enumera dos días antes.

Proclivity enumera una dirección que se remonta a un buzón en una tienda UPS en Atlanta.

La ley de Florida permite que el grupo mantenga la privacidad de las personas detrás de su dinero.

Local 10 News no pudo localizar ninguna empresa registrada en Florida o Georgia con el nombre de Proclivity.

El final del rastro del dinero no deja información sobre quién está financiando en última instancia al menos a tres candidatos para el Senado de Florida que no hicieron campaña ni recaudaron fondos, cuya presencia en la carrera podría haber recalculado la cantidad de votantes que votaron por los demócratas en la carrera. .

Alex Rodríguez recibió el 3% de los votos del D37, más de 6,300 votos y la elección terminó con un margen de .02 entre el titular demócrata y la retadora republicana.

La carrera por el Distrito 39 se decidió por un 12,3 por ciento, un margen lo suficientemente grande como para que el 1,5 por ciento de los votos de Celso Alfonso fuera discutible.

.

.

NOTA DE LA REDACCIÓN: Se avecinan tiempos difíciles, donde es prioridad mantenerse informados. Mientras otras publicaciones han comenzado a cobrar o piden donaciones, nosotros lo único que humildemente te pedimos es que vayas a nuestra página de Facebook y nos regales un LIKE. Muy agradecidos de que nos puedas apoyar en eso. Gracias. CLICK AQUÍ

.