Un presidente Trump cada vez más frustrado y presionado se descarriló por completo en su conferencia de prensa con el presidente finlandés Sauli Niinistö, explotando en un estallido de ira contra el periodista de Reuters Jeff Mason por atreverse a preguntarle qué es lo que Trump quería que el presidente ucraniano Zelensky “hiciera” respecto al ex vicepresidente Biden y su hijo Hunter.

Mason, por supuesto, se refería a la ahora infame llamada telefónica entre Trump y Zelensky en la que el presidente estadounidense le pidió a su homólogo que “investigara” a Joe Biden por presionar para que despidieran al ex fiscal general ucraniano Viktor Shokin. La exposición de un denunciante de esa llamada telefónica y la posterior publicación de su transcripción condujeron al comienzo de las audiencias del juicio político de destitución.

A la defensiva y sintiéndose cada vez más resentido por las preguntas curiosas de los medios, Trump perdió la calma y descargó con todo sobre Mason, mientras Niinistö se rió incómodamente en su propia cara.

Aaron Rupar: “Trump regaña a Jeff Mason después de que Mason lo presiona para que realmente responda la pregunta que le hizo (y que nunca respondió). El presidente finlandés no puede evitar reírse ante este espectáculo de porquería”.
.


.

Cuando Mason se dirigió al presidente finlandés y le preguntó si estaba preocupado por la democracia estadounidense después de que Niinistö instó a Trump a “mantener [la democracia] en marcha“, Trump intervino bruscamente y secuestró la pregunta para centrarse en el comercio, despotricando sobre cómo Estados Unidos estaba “ganando ahora” con un toque maníaco en su voz.

Aaron Rupar: “Trump parece estar perdido. Aquí está secuestrando una pregunta que era para el presidente finlandés y despotricando sobre cómo no había “victorias” antes de que él asumiera el cargo”.

.

.

El lenguaje corporal y el aura de hostilidad del presidente son extremadamente inquietantes para la vista. Es un mal augurio para el futuro si ya está tan inestable a menos de una semana de haber comenzado la investigación de juicio político. Está claro que la idea de verse obligado a responder ante cualquier cosa es completamente incomprensible para él. Estamos viendo a un anciano malcriado descubrir la responsabilidad por primera vez en toda su vida, y se le está haciendo muy, muy complicado.

Ben Dreyfuss: “El último minuto de este clip es honestamente la mierda más loca que he visto en mi vida”.

Aaron Rupar: “Trump parece estar perdido. Aquí está secuestrando una pregunta que era para el presidente finlandés y despotricando sobre cómo no había “victorias” antes de que él asumiera el cargo”.
.


.