Primero, Twitter y otras plataformas de redes sociales tomaron serias medidas para impedir la propaganda de mensajes de odio. Luego vien este juez y se va con todas en contra de esta crápula. Aún queda decencia en este país.

El infame sitio web neonazi, The Daily Stormer, podría enfrentar una extinción justificable luego de que un juez federal dictaminó hoy que debe pagar $ 4.1 millones en una demanda por difamación contra el extremista, editor de la supremacía blanca y presentador de la radio SiriusXM, Dean Obeidallah.

Obeidallah inició una acción legal contra el sitio web y su fundador, Andrew Anglin, en agosto del 2017, luego de que The Daily Stormer publicara un artículo que acusaba al conductor de la radio satelital de ser un terrorista.

Según un informe en el sitio web de Law & Crime, el artículo, titulado “Dean Obeidallah, la Mente Detrás del Bombardeo de Manchester, Llama a Trump a Declarar a los Blancos los Verdaderos Terroristas“, difamó a Obeidallah afirmando falsamente que “planeó y ejecutó el terrorífico ataque terrorista que tuvo lugar en un concierto de Ariana Grande en Manchester, Reino Unido” en el 2017.

La publicación nacionalista blanca también dijo a propósito y erróneamente que Obeidallah pertenecía a ISIS y era un “terrorista confeso buscado por Europol, el MI-5, la Interpol y una letanía de otras autoridades internacionales“.

Una vez que se publicó el artículo, Obeidallah comenzó a recibir numerosas amenazas de muerte de los lectores del Daily Storm y comenzó a temer por su vida.

Obeidallah solo demandó al sitio web y a su propietario después de solicitar que The Daily Stormer eliminara el artículo inmediatamente después de su publicación. Una vez que pasaron dos meses sin ninguna respuesta o acción, recurrió a métodos legales para forzar la eliminación de la historia difamatoria.

El presentador y comediante de SiriusXM tuvo prácticamente la garantía de una victoria cuando Andrew Anglin, que se ha ocultado en un lugar no revelado posiblemente fuera de los Estados Unidos durante años, no se presentó para disputar la demanda.

Obeidallah reaccionó a las noticias con la siguiente declaración:

“Los musulmanes estadounidenses deberían poder participar en la vida pública sin ser amenazados o atacados. Esta decisión envía un mensaje claro de que las voces musulmanas no serán silenciadas por amenazas y odio “.

También discutió el tamaño de la sentencia contra el canal de propaganda neonazi en comentarios a The Daily Beast.

“Aparentemente, el juez descubrió que  lo que hicieron es tan atroz que les castigó con todo lo que pudo en daños punitivos”, dijo Obeidallah.

El comediante musulmán también se comprometió a no quedarse con el dinero que podría recibir de la sentencia, y prometió en cambio que lo donaría a los grupos contra el odio y la discriminación.

“Esto nunca fue acerca de recolectar dinero. Si cobro un centavo de los nazis, no voy a quedarme con su dinero. Se lo daré a las organizaciones que luchan contra el odio y el fanatismo, los mismos grupos que los nazis desprecian “.

Con Anglin aún oculto, puede ser difícil lograr recaudar incluso una pequeña parte de lo establecido en el juicio. Queda por verse si los comisarios federales podrán rastrear al líder neonazi para hacer cumplir el fallo del juez.

Mientras tanto, sin embargo, las organizaciones de derechos humanos están jubilosas por la victoria.

Un abogado de alto rango para Defensores Musulmanes, la organización que ayudó a Obeidallah a presentar su demanda contra el sitio web, describió el fallo de la corte como una advertencia para cualquier persona que esté considerando participar en un discurso de odio.

“Vivimos en un clima donde las personas se sienten envalentonadas para expresar sus opiniones intolerantes contra las comunidades marginadas, incluidos los musulmanes estadounidenses”, dijo Khan. “Este caso es una victoria muy significativa. Estamos muy orgullosos de nuestro cliente Dean por ponerse de pie y demostrar que la violencia y el fanatismo no serán tolerados”.

El mismo Obeidallah celebró la victoria con una desafiante advertencia a los fanáticos de todas partes.

“La idea es enviar un mensaje: si atacas a estos grupos, si desprecias, como en mi caso a los musulmanes, a los judíos, a la comunidad LGBT o a los afroamericanos, no vamos a cruzarnos de brazo”, dijo.

“Vamos a pedirles cuentas e iremos a los tribunales federales a demandarlos. Y vamos a ganar ese juicio en su contra”.

Por el momento, puedes anotar en tu diario otra derrota nazi más a favor de los buenos.