En un sorprendente rechazo a la escandalosa agenda pro-corrupción de la administración Trump, nueve  senadores republicanos han cruzado los límites del espectro político para ayudar a los demócratas a revertir una de las acciones más atroces de la secretaria de Educación, Betsy DeVos. Con la ayuda de una gran cantidad de republicanos, la moción para presentar la Ley de Revisión del Congreso de Defensa del Prestatario , SJ Res. 56, pasó fácilmente.

Guau. 9 senadores del GOP votan para anular la regla de Devos que dificulta la condonación de la deuda estudiantil.

Murkowski (R-AK), Sullivan (R-AK), McSally (R-AZ), Gardner (R-CO), Young (R-IN), Ernst (R-IA), Collins (R-ME), Hawley (R-MO), Portman (R-OH) …

.

.

Uno de los primeros actos de DeVos en el gobierno fue revertir las reglas de “defensa del prestatario” del presidente Obama para proteger a los estudiantes que habían sido defraudados por colegios fraudulentos con fines de lucro, como la derrumbada empresa Corinthian Colleges de 28 campuses.

Después de perder una batalla en la corte federal para evitar que las reglas de la administración anterior entren en vigencia, DeVos escribió sus propias reglas.

Sus nuevas regulaciones harían que fuera mucho más difícil para los estudiantes estafados obtener lo que ella vio como “dinero gratis” y establecer un límite de tres años para que los estudiantes presenten reclamos. Los estudiantes ahora tendrían que demostrar que intentaron y no consiguieron un empleo en su campo para obtener alivio de la deuda, no solo probar que la escuela les mintió. Los estudiantes también tienen que presentar una solicitud caso por caso, incluso cuando es obvio que la institución estaba estafando a todos  sus estudiantes.

También revocaron la extensión del gobierno de Obama de la cancelación automática de la deuda a los estudiantes cuyas universidades cerraron mientras todavía estaban trabajando en su título y no se volvieron a inscribir en una nueva institución.

“Creemos que esta regla final corrige los errores de la regla del 2016 a través del sentido común y reformas cuidadosamente elaboradas que responsabilizan a los colegios y universidades y tratan a los estudiantes y contribuyentes de manera justa”, dijo DeVos en una declaración completamente sin sentido que acompaña a las nuevas reglas.

Hasta el momento, las reglas del equipo de Obama han cancelado más de $ 150 millones de deuda estudiantil, lo que es demasiado para DeVos, cuyas participaciones financieras personales incluyen participaciones en compañías de chacales que recaudan préstamos estudiantiles e invierten en universidades con fines de lucro.

Pero parece que, por una vez, los republicanos realmente están escuchando a sus electores y tomando medidas para ayudar a los estudiantes que no hicieron nada más que tratar de educarse y mejorar su suerte en la vida.

La Casa Blanca ya ha indicado que vetarán la medida. O sea, que es una gran victoria pero sólo contra la bruja Secretaria de Educación. Para que surta verdadero efecto habrá que cambiar al Presidente.