Una de cada seis familias estadounidenses con niños no tiene suficiente para comer esta temporada navideña, una emergencia nacional agravada por la pandemia de coronavirus y la crisis de desempleo que ha generado. Durante los últimos días, notables informes en el Washington Post National Geographic, entre otros medios, han explorado esta alarmante tendencia.

Según Feeding America, la organización de alivio del hambre más grande de los EE. UU., más de 50 millones de personas experimentarán inseguridad alimentaria antes de fin de año. Entre los niños estadounidenses, la cifra aumenta a uno de cada cuatro. El grupo, que administra una red de unos 200 bancos de alimentos en todo el país, dice que distribuyó más de 500 millones de comidas solo el mes pasado, un aumento del 52% con respecto a un mes previo a la pandemia promedio.

La última encuesta sobre pandemias de la Oficina del Censo de los EE. UU., publicada a principios de este mes, encontró que menos de la mitad de los hogares estadounidenses con niños estaban “muy seguros” de poder proporcionar suficiente comida para sus familias durante el próximo mes.

National Geographic: Para fines de este año, más de 50 millones de personas podrían experimentar inseguridad alimentaria, según @FeedingAmerica, la organización de alivio del hambre más grande del país.

.

.

Como suele suceder cuando se trata de cuestiones de desigualdad económica, las comunidades negras, latinas e indígenas se ven afectadas de manera desproporcionada por la crisis del hambre. Entre los 25 condados de Estados Unidos que experimentan la peor inseguridad alimentaria, solo cuatro tienen una población mayoritariamente blanca, todos ellos en las zonas rurales de Kentucky, precisamente un estado representado en el Senado por Mitch McConnell, el peor de los exponentes de la mentalidad oligárquica de nuestro más alto órgano legislativo.

Los datos de la Oficina del Censo revelan que el 27% de los hogares afroamericanos y el 23% de los latinos con niños informaron no haber tenido suficiente para comer durante la semana pasada, en comparación con solo el 12% de las familias blancas.

“Esta es una historia sobre las disparidades raciales y étnicas, tanto la inseguridad alimentaria como la historia del coronavirus”, dijo a National Geographic Emily Engelhard, directora general de la unidad de investigación de Feeding America. “Las poblaciones y geografías que comenzaron en el estado más desfavorable de inseguridad alimentaria son las que se están viendo más afectadas” durante la pandemia.

Barbara Lee: Esta es la realidad con la que nos enfrentamos ahora. Casi 26 millones de estadounidenses dicen que no tuvieron suficiente para comer la semana pasada.

Nadie debería ser demasiado pobre para no poder comprar comida por el Día de Acción de Gracias.

.

.

La gente padece hambre como nunca antes“, dijo a National Geographic Trisha Cunningham, presidenta del North Texas Food Bank, donde los autos se alineaban por millas y la gente  dormía en sus vehículos  esperando las cajas de comida del Día de Acción de Gracias. El 14 de noviembre, su día de mayor actividad registrado, el Banco de Comida del Norte de Texas proporcionó alimentos, incluidos 7.000 pavos enteros, a más de 25.000 personas.

En el noreste de Ohio, el Banco de Comida del Greater Cleveland planeó distribuir 12,000 comidas, un aumento de 5,000 comidas con respecto al año anterior.

Ahora estamos viendo las familias que tenían un fondo de emergencia, que ya se les acabó y están al final de la cuerda,” Kristin Warzocha, presidente del mayor Banco de Alimentos de Cleveland, dijo el Guardián . “Vamos a hacer esto durante mucho tiempo, y eso es francamente aterrador dado el impacto que tiene el hambre en la salud física, el aprendizaje y el desarrollo de los niños y el estrés de los padres“.

En la segunda ciudad más grande de Texas, el Banco de Alimentos de San Antonio distribuye ocho semirremolques llenos de comida todos los días, pero aún así se vio obligado a recurrir al racionamiento debido a la creciente necesidad.

.

.

De hecho, entre los miles de autos que se alinearon a partir de las horas previas al amanecer para recibir comidas gratuitas de Acción de Gracias en el NRG Stadium de Houston el fin de semana pasado, había más de unas cuantas marcas de lujo.

“Le estaba diciendo a mi mamá, ‘Ves a la gente que se detiene en Mercedes y esas cosas, vamos'”, dijo al  Post Randy Young, un cocinero despedido recientemente en el estadio que estaba esperando en la fila con su anciana madre. “Si una persona que conduce un Mercedes necesita comida, sabes que la cosa está mala”.

“Ha sido difícil sobrevivir”, dijo Young. “El dinero es escaso. No hay trabajo. Es difícil encontrar trabajo”.

El condado de Loudoun, Virginia, es por su per cápita el condado más rico de la nación, con un ingreso familiar promedio de poco menos de $ 140,000. Sin embargo, el  Post informa que la organización Alivio del Hambre de Loudoun recientemente entregó comidas a 887 hogares en una semana reciente, un aumento del 300% de la actividad prepandémica.

En la ciudad más grande del país, la presidenta de Food Bank for NYC, Leslie Gordon, dijo a France 24 que “incluso antes de la pandemia, había 1,5 millones de residentes aquí en los cinco condados que no siempre sabían de dónde vendría su próxima comida, y eso ha aumentado considerablemente a casi dos millones de nuestros vecinos“.

.

.

“En todo el país, la demanda no ha disminuido y los bancos de alimentos hacen todo lo posible para asegurarse de que las familias tengan comida en la mesa para el Día de Acción de Gracias”, dijo a The Guardian Zuani Villareal, portavoz de Feeding America . “No hay un final a la vista, pero no podemos ser la única solución”.

Celia Call, directora ejecutiva de Feeding Texas, enfatizó al Post que “sin una ayuda sostenida a nivel federal, tendremos dificultades para seguir el ritmo de la demanda. Nos estamos preparando para lo peor“, agregó.

.

NOTA DE LA REDACCIÓN: Se avecinan tiempos difíciles, donde es prioridad mantenerse informados. Mientras otras publicaciones han comenzado a cobrar o piden donaciones, nosotros lo único que humildemente te pedimos es que vayas a nuestra página de Facebook y nos regales un LIKE. Muy agradecidos de que nos puedas apoyar en eso. Gracias. CLICK AQUÍ

.