Para las próximas elecciones el campo demócrata está totalmente dividido entre dos candidatos muy diferentes: uno es el hombre que declaró en una reunión para colectar fondos entre donantes de Wall Street que “nada fundamental cambiaría para ellos” si él se convierte en Presidente, Joe Biden; y el hombre que por décadas ha estado luchando por el Planeta, por las minorías, por los negros, las mujeres, los latinos, sin importar si gusta o no, y que es el único que no acepta donaciones de los poderosos para luego que llegue a la Presidencia no tener que pagar favores, Bernie Sanders.

La jerarquía del Partido Demócrata y muchos liberales “moderados” han hecho frente común para frenar a Bernie Sanders y apoyar a Joe Biden, pues consideran que sus propuestas son demasiado “radicales” y que los cambios hay que implementarlos poco a poco, sin reconocer que en los últimos 60 o 70 años esas “mejoras incrementales” por las que ellos abogan no han resuelto los problemas de las grandes masas trabajadoras y buena parte de la clase media, quienes se han agrupado en un enorme movimiento progresista detrás de Bernie Sanders, cansados de tantas promesa no cumplidas, y de que cada día los ricos sen más ricos y los pobres más pobres.

Ahora, sin embargo, surge un nuevo tema a considerar antes de nominar a la persona que irá contra Trump en Noviembre: la periodista independiente Caitlin Johnstone ha recopilado un exhautivo trabajo en el que muestra con ejemplos concretos recogidos casi todos en clips de video, las continuas “equivocaciones” o “gafes” de Joe Biden que hacen cuestionar seriamente su salud mental y está exigiendo que un grupo de expertos calificados y neutrales evalúen al ex Vicepresidente en torno a los signos de demencia senil que está mostrando de manera repetida.

Caitlin ha dejado muy claro que no siente ningún placer al tener que llamar la atención sobre la salud mental de un hombre ya mayor, que ha dedicado su vida al servicio público, pero la alternativa que tenemos es que el Partido Demócrata sea tan irresponsable como para dejarlo enfrentarse a Trump y que la gente vote por él basados en una imagen del líder claro y enérgico que una vez fue (en el artículo original se incluyen videos de ese tiempo que muestran el claro contraste con la situación actual) y que luego Trump se lo “trague” de par de bocados y tengamos 4 años más del oprobioso Trumpismo que ha infectado aún más a este país y mostrado el deterioro creciente de la democracia y las instituciones.

El trabajo comienza rebatiendo los argumentos de que todo lo que sucede con Biden es producto de un trastorno neurológico que se conoce en el lenguaje cotidiano como “tartamudeo“. Según la lista de la prestigiosa Clínica Mayo, los síntomas del tartamudeo son:

  • Dificultad para comenzar una palabra, frase u oración
  • Prolongar una palabra o sonidos dentro de una palabra
  • Repetición de un sonido, sílaba o palabra
  • Breve silencio para ciertas sílabas o palabras, o pausas dentro de una palabra (palabra rota)
  • Adición de palabras adicionales como “um” si se anticipa tener dificultad para pasar a la siguiente palabra
  • Exceso de tensión, rigidez o movimiento de la cara o parte superior del cuerpo para producir una palabra
  • Ansiedad por hablar
  • Capacidad limitada para comunicarse efectivamente

Y también según la misma Clínica, los síntomas de la demencia senil  son:

  • Pérdida de memoria, que generalmente es notada por un cónyuge u otra persona
  • Dificultad para comunicarse o encontrar palabras
  • Dificultad con las habilidades visuales y espaciales, como perderse mientras conduce
  • Dificultad para razonar o resolver problemas
  • Dificultad para manejar tareas complejas
  • Dificultad para planificar y organizar
  • Dificultad con la coordinación y las funciones motoras.
  • Confusión y desorientación.

Luego de reproducir un video donde Trump se burla claramente de Joe Biden, la autora insiste en que los síntomas de un impedimento del habla, como es el tartamudeo, son muy diversos de los síntomas de un trastorno neurológico degenerativo y se dedica a mostrar con ejemplos muy claros, acompañados de sus correspondientes videos, para que nadie pueda dudar de lo que dice, de las veces que Joe ha dado claras muestras de no estar bien. Un error lo comete cualquiera, pero cuando son decenas de errores, ya es preocupante y la propuesta de que sea clínicamente evaluado es razonable y fundamentada.

Veamos los ejemplo y juzga por tí mismo. Si quieres ver los videos, puedes ir al trabajo original en Inglés AQUÍ, o ir a los enlaces que incluimos al video que corresponde en cada caso:

1. En respuesta a una pregunta sobre la esclavitud y a algunas críticas acerca de su sugerencia paternalista de que los negros estadounidenses debían aprender a educar correctamente a sus hijos, Biden dijo, entre otras cosas: “Pongan la radio, asegúrense de la televisión, el -perdón, asegúrense de poner la grabadora en las noches, el-el-el-el teléfono, asegúrense de que los niños escuchen las palabras…“.

2. En un mítin en Texas: “Sostenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas. Todos los hombres y mujeres son creados por, ve, ya sabes, ya sabes la cosa“.

3. En ese mismo mítin de Texas otro pequeño gafe: en vez de mencionar el Super Martes, mencionó el “Super Jueves“.

4. “Soy un candidato demócrata para el Senado de los Estados Unidos. Mírame, si te gusta lo que ves ayuda, si no vota por el otro Bi… denme me una mirada, ¿está bien?“. Ya hace muchos años que Biden no se postula para el Senado de los EEUU y su carrera actual es para Presidente.

5. En una entrevista con Chris Wallace, a quien conoce de muchos años, le dijo: “Está bien Chuck“, a lo que el presentador le respondió: “Es Chris, pero no hay problema…“.

6. En un reciente discurso: “Justo aquí en el estado de Norte Sur Carolina“. (Como ves, no hay tartamudeo de ningún tipo).

7. En otro mítin de Carolina del Sur aseguró “que había trabajado con Deng Xiaoping en el acuerdo de París, durante la administración Obama“. El único problema es que Den Xiaoping murió hace 23 años.

8. En una reunión con la Coalisión Asiático Latina: “Los niños pobres son tan brillantes y talentosos como los niños blancos“. Un político experimentado rara vez comete un error de ese tipo, pues puede ser interpretado como que los niños pobres son solo los de color.

9. En un encuentro con niños contó una extraña historia de sus blancas piernas llenas de vellos y los niños frotando sus piernas en una piscina… tartamudeó, se repitió varias veces y parecía bastante confundido (no menos que los que escuchaban la historia).

10. Un Joe Biden bastante confundido le dice a la multitud que “incrementaremos las primas de los seguros médicos y nos aseguraremos de que el cuidado no sea de calidad, solo asequible“.

11. Le fue encima a un votante que en Iowa lo confrontó sobre el trabajo de su hijo en Ucrania y llegó un momento en que le dijo: “Mira, gordo, mira, este es el trato…”. No es una forma muy adecuada que digamos, pero además, contrasta mucho con la forma habitual del político experimentado que vemos en los videos, sabiendo como manejaba cada situación años atrás.

12. “Mi fallecido hijo fue el Fiscal General de los Estados Unidos” afirmó falsamente. No, su hijo, Beau Biden, un brillante joven por cierto, fue Fiscal General del Estado de Delaware.

13. En un encuentro con Veteranos de la Guerra de Iraq, dos de ellos lo confrontaron sobre su voto a favor de esa guerra y uno de ellos dijo “Dos de mis amigos murieron por causa de sus políticas“. A lo que Biden respondió: “También mi hijo“, quizás insinuando que su hijo también había muerto allí. “Él estuvo en Iraq, OK? Por un año. Pero eso no interesa, cierto?“. “Yo no estoy tras su hijo“, dijo el veterano. “Mejor que no“, le respondió Biden. En realidad su hijo estuvo en Iraq del 2008 al 2009. Y lamentablemente falleció de cáncer en el 2015.

14. En un Ayuntamiento (creo que en Iowa) tal y como se recoge en este video, Joe Biden soltó una ensalada de palabras que nadie entendió muy bien y que aunque es muy difícil de transcribir y más de traducir, así fue:

“Y entonces yo estaba diciendo eso, y le dieron la vuelta y dijeron, Joe Biden dijo, en efecto, dijeron que Joe Biden dijo que lo que le dijeron, que qué, que los supremacistas blancos argumentan, que no tenemos problema, que nuestro, nuestro, nuestro sistema jurisprudencial inglés básico no es el problema. El problema son aquellos países como África y Asia y esos lugares, son la razón por la que tenemos todos estos problemas. Entonces le dan vuelta para que suene así, y por cierto, el título del artículo es, fue, es el Washington Post ‘El Engañosamente (indescifrable) de Joe Biden Singles, Señala lo Que Está por Venir’ y eso es todo. Un montón de mentiras. El punto genérico que estoy haciendo aquí es que, lo que sucedió es que, sé que vamos a entrar, cualquiera que sea el candidato del Partido Demócrata, tendrá una gran cantidad de mentiras contadas sobre él o ella. , y tergiversaciones y esto apareció en Internet, este artículo editado, fue retuiteado por algunas personas de la prensa y luego se dieron cuenta de que fue editado para que parezca algo que no sea lo que los … supremacistas blancos, ven Biden está reconociendo que el problema aquí es que eso todas esas personas, todas esas personas minoritarias son el problema. Y así, en esencia. Y entonces corrigieron, corrigieron. Vas a ver mucho más de eso. Verán mucho más, no solo que mis declaraciones sean sacadas de contexto y mentidas o alteradas, verán a quien sea el candidato demócrata porque así es como opera este tipo. Ahora. ¿Puedo yo ganar o no?

15. En un mítin en Des Moines se le fue otro bueno: “Nosotros escogemos la verdad por encima de los hechos“. Si son hechos, entonces se supone que sean verdad, ciertos, comprobables.

16. “150 Millones de personas han resultado asesinados desde el 2007 cuando Bernie votó para eximir a los fabricantes de armas de responsabilidad“, afirmó en uno de los debates demócratas, lo que representa casi la mitad de la población de los EEUU.

17. Confundió a la Primera ministro Británica Theresa May con Margaret Thatcher, que abandonó el cargo en 1990.

18. Luego en otra intervención en la Conferencia Asiático Latina confundió a Angela Merkel (canciller de Alemania) con la ex Primer Ministro británica Margaret Thatcher.

19. Lanzó una ininteligible sarta de palabras, donde incluso dijo que Robert F. Kennedy y Martin Luther King fueron asesinados a finales de los años 70. Ambos hombres fueron asesinados en 1968.

20. Arreglen el problema de la violencia contra las mujeres, “dándole un puñetazo, dándole un puñetazo, dándole un puñetazo“.

21. Implementar el Crédito por el Cuidado de Niños “pondría a 720 millones de mujeres de regreso en la fuerza laboral“. Toda la población de EEUU no lega a los 400 millones.

22. Pensó que estaba en Vermont cuando en realidad estaba en New Hampshire.

23. Luego confundió a New Hamphire con Nevada.

24. Dijo que el era Vicepresidente durante el tiroteo de Parkland. La verdad es que dejó el cargo en Enero del 2017 y el tiroteo se produjo en Febrero del 2018.

25. Dijo 1976 cuando en realidad quería decir 2014.

Y varios ejemplos más que pueden consultar en el artículo original. En total suman 37 los casos de confusiones, omisiones, etc. Por eso repetimos, no es algo que a nadie llene de alegría hacer, pero tenemos que estar seguros de que el hombre que va a dirigir los destinos de este país por los próximos 4 años está en pleno uso de sus facultades mentales y lo estará hasta el fin de su mandato.