A medida que pasan los días y el Informe Mueller se desvanece lentamente de la atención pública, sus contenidos aún están ocultos por el presidente y sus designados, los autores del informe en sí están cada vez más preocupados de que las conclusiones reales de su trabajo se pierdan en el tiempo y sólo quede la narrativa de “¡sin conclusión y exoneración total!“.

El New York Times informa que algunos de los investigadores del equipo del Asesor Especial Robert Mueller han acusado al Fiscal general William Barr de “no haber reflejado adecuadamente los hallazgos de su investigación” y quieren asegurarse de que el público sepa que “son más preocupantes para el Presidente Trump de lo que Barr indicó“.

También denuncian que Barr no incluyó partes importantes de los resúmenes del informe que ellos mismos escribieron en el resumen oficial de cuatro páginas del Departamento de Justicia que se presentó al Congreso a principios de este mes.

Irónicamente, el equipo de Barr señaló la carta de James Comey al Congreso en las elecciones del 2016 sobre su decisión de “reabrir” la investigación del servidor de correo electrónico de Hillary Clinton sin ninguna razón real como justificación para no divulgar ninguna “información despectiva” en el cierre de la la investigación de Trump-Russia.

Se “cree” que las preocupaciones de los investigadores giran en torno a los esfuerzos del Presidente por obstruir y socavar la investigación sobre sí mismo, según funcionarios familiarizados con el tema.

Ayer, los demócratas de la Cámara votaron para autorizar el uso de una citación para obtener el texto completo del Informe Mueller por parte de Barr, quien está trabajando actualmente en la redacción del documento de información confidencial, el testimonio del gran jurado y la información relacionada con las investigaciones en curso. Él dice que tendrá su versión terminada a mediados de abril.

Queda por ver si nos dará o no lo que de verdad vale, para poder decidir por nosotros mismos.