El domingo pasado, la execrable reina del nepotismo estadounidense Ivanka Trump tuiteó una fotografía de sí misma posando con el presidente del Banco Mundial, David Malpass.

En un mundo sano, esa frase podría interpretarse como un completo disparate, ya que no existe una razón legítima para que la Primera Hija, que no tiene experiencia económica real ni legitimidad política, se encuentre con una figura internacional tan importante.

Lamentablemente, estamos tan lejos a través del espejo ahora que hemos llegado a aceptar el hecho absurdo de que los torpes hijos de Donald Trump regularmente tengan reuniones como esta. Él ha llevado a su criminal descendencia a la escena mundial, destruyendo la reputación global de Estados Unidos en medio de todo el proceso.

Por extraño que parezca, Ivanka terminó eliminando el tweet, y algunos han estado especulando acerca de que se debe al hecho de que se puede ver un documento titulado “Estrategia de seguridad nacional” sobre una mesa en la foto. Ivanka terminó tuiteando la imagen de nuevo, esta vez con el documento en cuestión recortado. No está del todo claro por qué eligió hacer esto.

Cuando Newsweek se acercó a la Casa Blanca para encontrar algún tipo de explicación para el extraño comportamiento, no recibieron una respuesta inmediata.

Si bien esto está lejos de ser lo más importante que Ivanka Trump ha hecho hasta la fecha, es otro recordatorio de lo incompetente e inadecuada que es para esta línea de trabajo. Cuanto antes saquemos a su padre de la Oficina Oval, antes podremos volver a olvidar quién es Ivanka Trump.

luke oneil: “Hmm Ivanka publicó esto y luego lo eliminó por algún motivo?”
.


.