Si bien los espectáculos dudosamente sinceros del despertar de figuras políticas en torno a las fiestas religiosas son normales en estos días, de vez en cuando hay uno tan ofensivamente obtuso que logra ganarse un par de titulares en la prensa por derecho propio, aunque solo sea para resaltar la impresionante hipocresía de la figura involucrada.

Hoy marca el comienzo de la fiesta musulmana de Eid al-Adha, el Festival del Sacrificio, que honra la voluntad de Ibrahim (lo conoces como Abraham) de obedecer el mandato de Dios y sacrificar a su propio hijo. Pero mientras lo hacía, Ibrahim descubrió que su hijo estaba vivo y que se había sacrificado un cordero en su lugar.

El supuesto sacrificio de Ibrahim es honrado por millones de musulmanes en todo el mundo al sacrificar un cordero o una cabra y compartir la carne entre sus familiares, parientes y los pobres.

Pero he aquí que siempre se puede contar con la hija del presidente Trump, Ivanka, para un tweet vacío y casi siempre sin sentido, pero en esta ocasión, enojó mucho a los usuarios de las redes sociales por su completo silencio sobre la retórica y las políticas islamofóbicas virulentas de su padre.

Ivanka Trump: “Eid Mubarak a los musulmanes de todo el mundo celebrando Eid al-Adha!
¡Les deseo salud, felicidad y alegría! “
.


.

Ivanka jamás ha dicho nada sobre cómo su padre intentó prohibir a todos los musulmanes que ingresasen a los Estados Unidos, nada sobre cómo su padre acusó a una congresista musulmana de ser terrorista y le dijo que “volviera a su lugar de origen“, y nada sobre cómo la promoción de su padre de la retórica supremacista blanca ha provocado docenas de ataques contra musulmanes en todo el país.

El supremacista blanco que asesinó a más de 50 musulmanes en un tiroteo en una mezquita en Christchurch, Nueva Zelanda, citó específicamente a Donald Trump como inspiración para sus actos atroces, y uno debe preguntarse si el sospechoso supremacista blanco que acaba de ser arrestado por intentar disparar a una mezquita de Oslo en la noche en que comenzó Eid al-Adha también reclamará una inspiración similar.

Entonces, hasta que Ivanka desapruebe a su padre racista y su retórica reprensible, todos preferiríamos que Ivanka mantuviera sus expresiones de buena voluntad para sí misma.

Si quieres ver las mejores respuestas que le dieron los usuarios de Twitter, puedes hacer clic aquí.