Una triste realidad de la presidencia de Trump es que la reputación de los Estados Unidos tal vez nunca se recupere por completo. Ahora hemos demostrado al mundo que estamos a solo una mala elección de abandonar nuestro papel como líder del mundo libre, abandonar a nuestros aliados y rechazar todos los valores que afirmamos defender. El daño que Donald Trump ha infligido a nuestra reputación llevará décadas calcularlo por completo.

El único camino a seguir es votarlo fuera en noviembre e incluso eso no ofrece ninguna garantía de que podamos arreglar lo que ya él con tanta maña y maldad ha descompuesto. Este país tiene un largo y arduo camino por delante si espera recuperar la confianza del mundo en general.

A la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-CA), se le preguntó ayer sobre sus pensamientos acerca de la “idoneidad” de los tweets del presidente Trump y su comportamiento en general. Por un momento, parecía realmente perpleja, como si no pudiera entender cómo alguien podría pensar que Trump se comporta de manera apropiada.

“¿Me preguntas sobre la idoneidad de las acciones de este presidente de los Estados Unidos? Tan completamente inapropiado de muchas maneras que es casi algo que das por sentado”, dijo.

“Es como un niño que entra con barro en los pantalones o algo así. Esa es la forma en que está. Están afuera jugando. Él viene con porquería de perro en sus zapatos y todos los que trabajan con él también tienen eso en sus zapatos”, agregó, sin refrenar absolutamente ningún golpe.

La comparación es divertida pero desafortunadamente también acertada. Trump ingresó a la Oficina Oval en su primer día con toda su corrupción e ignorancia, y el lugar ha perdido gran parte de su dignidad desde entonces. Todos en su administración que lo han habilitado y han mirado para otro lado mientras trabaja en desmantelar nuestras instituciones democráticas son igualmente culpables.

La Casa Blanca necesita una limpieza moral profunda y va a llevar a todos los estadounidenses patriotas que se presenten en las urnas estas elecciones a votar por esa limpieza y finalmente eliminar la suciedad de 1600 Pennslyvania Avenue.

The Hill: “Pelosi:” ¿Me estás preguntando si las acciones de este presidente de los Estados Unidos son apropiadas? Tan completamente inapropiadas de muchas maneras que es casi algo que das por un hecho … Él entra con excremento de perro en sus zapatos y todos los que trabajan con él también tienen eso en sus zapatos”.
.


.