Ayer publicamos un video al que conferimos mucha importancia, pidiéndoles que lo compartieran con sus amigos. Es IMPORTANTE. No porque lo estemos diciendo nosotros, sino porque necesita decirse. Y resolverse. Muchos de nuestros amigos y amigas en Cuba no pueden usar su Internet para ver videos, por lo que les compartimos una transcripción aproximada del contenido del mismo, con el ruego, que lo hagan llegar a cuantas personas puedan. Lo publicamos en la Plataforma Digital de NEMO y también aquí, por el alcance masivo que tiene el Diario Latinoamericano, a quien agradecemos permitirnos usar su tribuna. Aquí está el video y más abajo la transcripción.

.

.

Con frecuencia todos nos preguntamos, ¿por qué si a casi nadie conviene y tantos estamos en contra se mantiene el Bloqueo a Cuba? Y hay cosas que todos sabemos, como que el video lo profesionalizaron, o sea, que hay mucha gente viviendo del bloqueo. Y que tenemos que usar más la tecnología y las redes sociales para educar a los estadounidenses acerca del bloqueo, pues algunos no saben que es y otros piensan que ni siquiera existe.

Y casi todos, -y es por lo que se creó NEMO,- ya estamos conscientes de que tenemos que demostrar fehacientemente que somos la MAYORÍA los que estamos en contra del Bloqueo, lo cual hemos gritado muchas veces, pero no hemos sido capaces de demostrarlo de manera que a todos les quede claro. Si logramos eso estaremos un paso más cerca de derribar el bloqueo, porque no se puede ir contra la voluntad de la mayoría.

Pero hay una CUARTA causa por la que yo humildemente creo que también se mantiene el bloqueo. Es algo bien feo, de lo que no nos gusta hablar, pero tenemos que hacerlo. No una sóla persona, sino todos. Y tenemos que compartirlo con nuestra gente y con nuestro pueblo de una vez para que sepan lo que está pasando: que nosotros, los que estamos fuera de Cuba luchando por el levantamiento del bloqueo, en buena parte de nuestro tiempo, en vez de enfocarnos en luchar contra la ultra derecha miamense, contra los Congresistas y Senadores “cubano“-americanos que hacen hasta lo imposible por mantener el Bloqueo, o contra el Gobierno estadounidense que sostiene y mantiene ese bloqueo, pues… estamos enfocados en pelearnos entre nosotros.

En ver cuál de nosotros es más guapo, cuál dice ofensas más grandes, cuál tiene más pruebas de que el otro es malo, de que el otro no sirve, de que es un traidor o que va a traicionar algún día, de que tiene malas intenciones, de que el otro no hace las cosas bien. Estamos buscando la menor pajita en el ojo ajeno, sin ver la nuestra. Estamos buscando el menor de los motivos para separarnos, para pelearnos, para armar rollo. Y estamos armando rollo. Y ese rollo está haciendo daño a la causa que todos defendemos.

Y yo de verdad creo que nadie lo está haciendo por malo. Creo que nos hemos dejado llevar por esa característica cubana de meternos en el rollo, de la guapería, de ver quién es más valiente que el otro, de ver quién es el primero… Pero en este caso no estamos hablando de conquistar a la niña bonita de la escuela o de quién gana la carrera de los 100 metros, sino del pueblo de Cuba, de nuestra gente que está sufriendo allí. Y yo quiero decirle a nuestro pueblo que nos tiene que exigir a todos, empezando por mí, que dejemos esa pelea, que trabajemos juntos independientemente de si nos gustamos o no. No nos vamos a casar, no hay por qué gustarse, pero sí podemos trabajar juntos.

Tenemos estilos y puntos de vista diferentes, y eso está bien. Algunos están a la derecha, son conservadores o republicanos, pero no quieren el bloqueo a Cuba. Otros somos de izquierda, pero unos están un poco más a la izquierda que otros, unos proclaman consignas y otros no, unos dan “vivas” y otros no damos “vivas“. No importa, eso no nos hace enemigos. Y mucho menos nos impide trabajar juntos en la causa que nos convoca. Porque hay algo que todos debemos tener claro: por muchas que sean las cosas que nos separan hay UNA que nos une a todos, o por lo menos eso decimos: el amor a la familia cubana y el levantamiento del bloqueo.  Construyamos juntos sobre la base de lo que nos une, lo que nos puede hacer fuertes, porque el valor de todos, el conocimiento, la experiencia e incluso la guapería de todos, es lo que va a lograr que llevemos este barco a buen puerto.

Y sí se puede, siempre y cuando hablemos claro. Con paños tibios no se forjan las alianzas, con paños tibios no se forja la unidad. Diciéndonos cositas por detrás, unas cosas a unos y otras cosas a otros… eso no nos hace más fuertes, más hombre o más mujer. Eso no nos hace más guapos. Eso no nos hace mejores. Eso nos está debilitando en la causa que todos defendemos. Y de una vez entendamos: cuando las cosas se hablan claro, las cosas mejoran. Todos ustedes saben que Jorge Medina, el fundador de la Caravana de Miami, más conocido por “El Protestón“, y yo tuvimos nuestras diferencias y las aclaramos de frente, de una sola vez. No con con 10 chismecitos o rollitos… y terminamos dándonos un abrazo. Y nos daremos muchos más. Con Jorge y con otros. Porque eso es lo que necesita Cuba y la causa de la lucha por el levantamiento del bloqueo.

Y lo primero que tenemos que hacer para forjar esa alianza, es HABLAR CLARO. Y lo segundo es PEDIRNOS DISCULPAS unos a los otros. Independientemente de qué nivel de culpabilidad o de participación cada uno crea que tiene. Yo creo que ninguno estamos excentos de culpa. Y yo voy a empezar pidiendo disculpas.

A todo el que yo pueda haber ofendido. A todo el que debí haber tenido en cuenta y no lo hice. A todo aquel del que pude haber aprendido y no hice, por las razones que fueran, porque excusas se pueden encontrar muchas. A todo aquel con el que pude haber colaborado y no colaboré. A todo el que pueda haber tenido dudas o preguntas y yo no se las aclaré a tiempo. A todo aquel del que pueda tener una opinión y no lo llamé para hablarle directamente. Por ese pueblo que está pasando tanto y luchando tan duro, yo les pido disculpas. De frente. Y muy en serio.

Si Salvador Capote, con el cual tuvimos una gran diferencia, no entiende por qué NEMO es así y por qué hacemos las cosas de esa manera, yo creo que parte de la culpa es de Salvador Capote, pero más culpa aún es mía. Por no haberle explicado bien las cosas a Capote. Una y otra vez. Porque si uno tiene la razón, tiene que insistir 5, 10, 15… 500 veces, hasta que te entiendan o hasta que te convenzan de que no tenías la razón.

Si Edmundo García, que es una persona que ha tenido una trayectoria en Miami, luchando por las cosas que él cree justas, pero siempre luchando por Cuba y contra el bloqueo, no entiende como creció NEMO tan rápido, por qué NEMO actúa de una forma o de otra, yo creo que parte es culpa de Edmundo, pero más todavía es culpa mía por no haberle aclarado las cosas a Edmundo, por no haber ido al programa de Edmundo y no haberme sentado con él. Y poner los puntos sobre las íes, como lo hacen las personas nobles, las personas con verdadero valor.

No es más guapo el que le saca el pecho a los problemas y luego tiene opiniones por detrás. Es guapo el que mira de frente y el que está dispuesto a aclarar las cosas, y a reconocer cuando se equivoca, y el que está dispuesto a pedir disculpas. Yo le pido disculpas a Capote y le pido disculpas a Edmundo. Y yo no conozco a una persona que se llama Daniel Palencia, pero creo que hay cosas que él no ha entendido de NEMO, y al menos en lo que a mí respecta, yo le pido disculpas. Y a cualquier otro de los que no haya entendido cuál es nuestra participación en esta lucha, yo le pido disculpas. Y los convoco a que CONVERSEMOS.

Y yo estoy dispuesto a ir al programa de todos los que ya tienen seguidores, de todos los que ya tienen una marca. Contáctenme, por favor, o los contactaré yo, para ir a su programa. No a que armemos un rollo. No a que estemos 20 personas y armemos las discusiones típicas de los cubanos. Perdónenme, pero yo no creo que eso sea útil. Yo voy a ir a tener un “tête-à-tête“, una conversación respetuosa entre dos personas y aclaremos todo. De una vez. Todas las dudas. Todas las preguntas. No dejemos nada escondido. Así es como se resuelven las cosas. Y si no lo hemos hecho así hasta ahora es porque hemos estado tratando de evitar el problema, la confrontación… Y ¿saben lo que hemos logrado con eso? Más problemas y más confrontación.

Y eso lo pueden palpar ustedes. Y, ¿saben quién está sintiendo eso? Nuestra gente. Y, ¿saben quién más está sintiendo eso? La ultra derecha. Los que están contra nosotros. Los mercaderes del odio. Se están burlando de que nosotros, los defensores del amor, los que pretendemos construir puentes de amor, los estamos construyendo sobre las tiras de pellejo que nos arrancamos a nosotros mismos. En vez de con sudor, con la sangre que nos estamos sacando los unos a los otros. Y eso está mal. Mal desde todos los puntos de vista. Yo creo, y estoy seguro de que muchos de ustedes piensan como yo, y de que nuestro pueblo piensa como los que queremos unidad, al menos táctica.

No estoy pidiendo que nos amemos, ni que seamos los mejores amigos y nos visitemos en las casas. No soñemos. Somos personas diferentes. Y a unos les gustan las malas palabras y a otros no nos gustan. Y unos no soportan ponerse un traje y otros nos lo ponemos. Y unos son más simpáticos y otros no tenemos mucho de simpatía. Y unos son muy buenos haciendo bromas y otros no. No lo somos. Pero todos, TODOS tenemos un papel en esta lucha. Y de una vez tenemos que limar nuestras asperezas. Y esas se liman hablando de frente. Como hermanos de lucha, aunque no nos gustemos en muchas cosas, sí podemos construir sobre lo que nos une.

Yo creo que tenemos que hacer un Frente Único de Acción. Y no se trata de que se unan a NEMO, aunque tenemos los brazos abiertos para todos, porque tenemos 105,000 miembros y vamos a seguir creciendo.  Pero ya he dicho otras veces que no es NEMO, sino el pueblo cubano y su Gobierno, quien es el protagonista de la lucha contra el bloqueo. NEMO es un participante más junto con todos ustedes. Y este humilde servidor de ustedes es un miembro más de NEMO.  Y es un miembro más de la lucha contra el bloqueo.

Un miembro que le pide DISCULPAS a todo el que pueda haber ofendido. Y un miembro que está CONVOCANDO a todos a que nos unamos. A que nos unamos con claridad en el pensamiento y las ideas. A que acordemos ciertos parámetros para forjar esa UNIDAD. Uno que les está convocando a que de una vez nos convirtamos en los verdaderos constructores de los PUENTES DE AMOR. Y a que, de una vez, luchecmos juntos por el levantamiento del bloqueo.

Este es mi mensaje. Esa es la posición de NEMO. Y humildemente les pido a todos que lo escuchen. Y lo tomen en cuenta. Estamos abiertos. A cualquier sugerencia y a cualquier idea. Estamos abiertos al abrazo que debemos darnos por la causa de nuestro pueblo… Porque todo lo que hagamos, ¡es por Cuba, caray, es por Cuba!