La hipocresía y el exceso de “corrección política” son dos grandes males de nuestro país y de nuestros tiempos. Ayer escuchábamos a decenas de políticos repetir como cotorras amaestradas que “nunca imaginé que esto podía llegar a pasar“, refiriéndose a las turbas trumpistas que tomaron el Capitolio por asalto, provocando destrucción, heridas y muertes, profanando además la sede del principal cuerpo legislativo del país.

Eso es simplemente MENTIRA, o al menos una forma de no querer admitir la verdad. Todos sabíamos que las hordas supremacistas son capaces de eso, y de más. Lo que quizás nunca pudimos imaginar es “que se les hubiese permitido llegar hasta ese extremo“. Eso sería una aproximación mucho más cercana a la verdad.

Después del 11 de Septiembre se tomaron fuertes medidas de protección en los edificios federales, y ayer El Diario Latinoamericano publicó un irrebatible artículo que muestra cómo “blindaron” de manera impenetrable el Capitolio cuando las protestas de julio en la capital por el asesinato de George Floyd y la brutalidad policial (imagen a continuación).

.

.

En aquel momento se sabía y se previó que las masas molestas, enardecidas y motivadas por elementos irresponsables y desquiciados pueden llegar a cometer actos que no harían en condiciones normales. Y SE TOMARON LAS MEDIDAS. Esta vez estaban aún más advertidos, puesto que los Proud Boys y otros grupúsculos supremacistas (fuertemente armados, a diferencia de aquellos otros) llevan meses amenazando con acciones violentas, e incluso protagonizando algunas de ellas.

Steve Schmidt: El fracaso de la Policía del Capitolio y de las fuerzas del orden federal para proteger el Capitolio de los Estados Unidos es profundo. Es imperdonable.

Still Vigilant Grandma: La policía abrió puertas y las ofreció en 😡

.

.

La policía del Capitolio estaba abrumada y por supuesto que no estaba preparada para la aglomeración de manifestantes que irrumpieron en el Capitolio de los Estados Unidos el miércoles, lo que enfureció a los legisladores que ellos tienen la tarea de proteger.

“La violación de hoy en el Capitolio de los Estados Unidos plantea graves preocupaciones de seguridad”, dijo la representante Zoe Lofgren de California en un comunicado.

“Tengo la intención de que el Comité de Administración de la Cámara trabaje con los líderes bipartidistas de la Cámara y el Senado para abordar estas preocupaciones y revisar la respuesta en los próximos días”, dijo.

La Policía del Capitolio incluso pareció acomodar a algunos de los manifestantes. La mayoría de los artículos en los medios principales piden una investigación porque “la policia no estaba preparada” que es una forma supuestamente “correcta” y cautelosa de evitar decir (o asegurar) que la policía no hizo lo que sabía que tenía que hacer, lo que está entrenada para hacer, y lo que ya había hecho en situaciones similares, incluso con menor potencial de peligrosidad.

En un video, se ve a la policía apartándose del camino cuando se mueve una barricada afuera del edificio del Capitolio de los Estados Unidos y una multitud de partidarios del presidente Trump fluye a través.

El clip, publicado en Twitter, muestra a un puñado de agentes de la Policía del Capitolio posiblemente incluso moviendo la barricada de metal  ellos mismos.

Un hombre fue visto dentro de la barricada y luego insta a la multitud, llevando banderas de Trump y de Estados Unidos, a que avance, según muestra el video.

“No puedo creer lo que estoy viendo”, escribió Steve Schmidt en Twitter.

“Estos ‘Oficiales’ deberían ser suspendidos mientras son investigados”, escribió. “Qué abandono del deber. Si lo que sucedió es lo que acabo de ver, entonces deberían ser procesados ​​y encerrados hasta que mueran “.

Otro video desde el interior del Capitolio mostró a la policía posando para selfies con manifestantes que violaron el edificio y destrozaron oficinas e incluso las cámaras legislativas.

.

.

Una  mujer fue asesinada a tiros  y varios agentes resultaron heridos.

Timothy Dimoff, un ex miembro de la fuerza SWAT que ahora dirige una empresa de seguridad, dijo que la policía simplemente no estaba preparada. (Lo que nosotros interpretamos como que “alguien se ocupó de que no estuviese preparada”).

“Sabían que venía este grupo, sabían que iba a ser enorme, pero no hicieron ninguna preparación para controlar a la multitud, como cercas, barricadas y estructuras de cemento para evitar el tráfico y el flujo de personas”, dijo Dimoff a Bloomberg News .

El ex Secretario de Defensa, Leon Panetta, dijo a CNN: “¿Qué demonios estaba pensando la policía al no haber asegurado el Capitolio hoy?… Todos sabían que habría disturbios, todos sabían que habría personas interesadas en no hacer nada más que crear estragos en el Capitolio y, francamente, era responsabilidad de las fuerzas del orden y de la Policía del Capitolio asegurar el Capitolio“.

La protesta se produjo cuando el Congreso se preparaba a votar para certificar los resultados de las elecciones presidenciales del 2020, que Trump continúa impugnando.

La infracción obligó a detener el proceso y  obligó a los legisladores a huir a un lugar seguro . La multitud convergió en el Capitolio luego de una manifestación de Trump frente a la Casa Blanca el miércoles.

La policía del Capitolio no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios el miércoles. Aún seguimos sin tener respuestas. Estamos cansados de que pasen las cosas y luego escuchar “nunca pensé que en este país pasara algo así“, “es inconcebible que en EEUU pase algo así” (como el supuesto suicidio del pedófilo del siglo en una cárcel de máxima seguridad). Pues bien, en este país SÍ PASAN COSAS ASÍ. La cuestión es lograr de una vez que no pasen otras cosas ASÍ o aún PEORES.

Todos conocemos al principal responsable. Al hombre (o mejor dicho, al monstruo) que los convocó, los incitó y los alentó, pero no es Donald Trump el único implicado. Exijimos una investigación a fondo que depure responsabilidades e implicaciones. La credibilidad de EEUU en el mundo está en el piso. La credibilidad de la capacidad de nuestro país para protegernos (¡si no pueden proteger a nuestros Representantes electos qué podemos esperar nosotros!) está por el piso.

No basta con lamentarse. En casos así, algunos tienen que pagar y otros tienen que informar al pueblo de las medidas tomadas. Y sobre todo darnos la seguridad de que ese vergonzoso hecho, u otros por el estilo, jamás volverán a tener lugar.