Generalmente, Trump es bastante transparente en su porceder: siempre busca el beneficio personal o de su familia y amigotes más cercanos y los de abajo les importamos menos que un cacahuate. Todo en él, desde los procesos mentales  hasta las decisiones más simples son motivadas por el ego, la codicia o el narcisismo.

Sin embargo, en ocasiones es necesario investigar un poco para discernir las motivaciones detrás de sus decisiones o detrás de los berrinches reales o fingidos que frecuentemente nos obsequia.

Recién ahora, el congresista Elliot Engel (D-NY), presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara, nos acaba de brindar una idea de una de las razones por las que el presidente saliente ha prometido vetar el proyecto de ley de gastos de fin de año que incluye los fondos de ayuda pandémica aprobados recientemente por Congreso.

Engel emitió una reciente y muy fuerte declaración acusando a Trump de oponerse al proyecto de ley porque no incluía fondos para uno de los proyectos favoritos de su hija Ivanka Trump, un programa de empoderamiento económico de las mujeres… sí, el mismo al que ya antes se le ha asignado dinero y sólo ha servido para que Ivanka de algunas conferencias, haya hecho algunos viajes al extranjkero pagados con nuestro dinero de contribuyentes y, por supuesto, se haya tomado unas cuantas fotos.

A principios de esta semana, el Congreso aprobó el proyecto de ley de gastos Ómnibus, pero sin la Ley de Autorización del Departamento de Estado bipartidista clave”, comienza la declaración del Representante Engel.

Los demócratas y republicanos en ambas Cámaras habían logrado un objetivo, no logrado en 17 años, y acordado hasta este proyecto de ley, pero en el último minuto, Ivanka Trump exigió que su autoproclamado programa de empoderamiento económico de las mujeres se ‘incluyera’ en la medida“.

Con “prácticamente todas las partes” en ambos lados del espectro político opuestas a la propuesta de la Primera Hija, según Engel, los líderes del Congreso tuvieron que hacer un trabajo elegante de relaciones públicas para tratar de apaciguar a la administración Trump.

La Casa Blanca amenazó con vetar el Ómnibus si contenía la Ley de Autorización del Departamento de Estado bipartidista y bicameral sin este proyecto”, escribió Engel. “Así que el líder de la mayoría McConnell dijo a los negociadores que eliminaran el proyecto de ley estatal para aplacar a la administración“.

Cualquiera que sea el destino final del proyecto de ley de gastos y la legislación de estímulo pandémico, el Departamento de Estado sufrirá por la reacción petulante de Trump al rechazo del proyecto favorito de Ivanka.

Algunos especulan que la extrema preocupación final de Ivanka con su “legado” tiene que ver con aspiraciones políticas serias de Ivanka para el 2022 o 2024, que podrían comenzar por una carrera al Congreso o al Senado y luego quien sabe si las miras están puestas aún más alto.

No por gusto su padre ha repetido muchas veces durante estos 4 años que “Ivanka podría ser Presidenta” y la nena de papi seguramente se lo ha creído, lo cual no debe haber sido difícil dada su escasa capacidad mental y su ejército de aduladores.

Al final, esto es solo un acto más de sabotaje que el presidente derrotado está emprendiendo contra los intereses de la nación en su conjunto para quemar los puentes mientras hace su retirada del poder en cámara lenta. Y si de paso puede beneficiar a la “niña de sus ojos” pues siempre es bueno matar dos pájaros de un tiro.

.