El deterioro del discurso político en este país ha llegado al nivel de las burlas que usualmente se hacen en los patios de las escuelas, mientras que la intimidación durante la era Trump es uno de los efectos secundarios más angustiantes de proporcionar igualdad de oportunidades a los intelectualmente descalificados para el cargo más alto de la nación.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, que ya no se contenta con repetir las mentiras del presidente Trump, emuló la imitación, mal ejecutada por parte de su jefe, de Don Rickles, al insultar la inteligencia de los miembros del Congreso de los EE. UU., acusándolos de “no ser lo suficientemente inteligentes para entender las miles de páginas que yo asumiría que tendrán las declaraciones de impuestos del presidente Trump“.

A pesar de la cantidad de médicos, abogados, ingenieros y, sí, contadores que actualmente prestan servicio en un Congreso en el que se confía de alguna manera para escribir el código impositivo que los propios preparadores de impuestos del Presidente Trump debieron seguir al presentar sus secretas declaraciones de impuestos, la política partidaria pura que es la táctica inherente a Huckabee Sanders no respeta a los miembros del cuerpo autorizado por ley para acceder a los impuestos de los ciudadanos como parte de sus deberes legislativos.

Si bien muchos representantes del Congreso han atacado la audacia y la mendacidad del desprecio de la secretaria de prensa de la Casa Blanca, ninguno ha respondido a Huckabee Sanders tan eficazmente como el Representante Brad Sherman (D-CA).

Sherman, un graduad magna cum laude de la Facultad de Derecho de Harvard, así como especialista en derecho fiscal y contador público certificado, utilizó una muestra sencilla de ingenio para demostrar la absoluta ridiculez del insulto de Sanders durante una entrevista con CNN.

“Me sorprende ver a Sarah Sanders hablando sobre inteligencia”, dijo el congresista Sherman a Dana Bash en la sala de prensa de CNN. “Si ella piensa que esa era una característica importante, probablemente habría elegido otro empleador”.

¡Pim! Pam! ¡Pum! Touche´!

“Obviamente, todos mis compañeros miembros de la APC y el grupo de contables podrían entender cualquier documento que se produzca, y creo que no entregarlos es algo que nadie puede defender”, dijo Sherman. “Y atacar la inteligencia de los miembros del Congreso parece ser lo único que puede hacer la portavoz del Presidente”.

Dada la incapacidad de Huckabee Sanders para llevar a cabo las sesiones informativas diarias de prensa que eran una parte estándar de la descripción del trabajo de un secretario de prensa de la Casa Blanca en las otras administraciones, la afirmación del Representante Sherman sobre sus habilidades es difícil de discutir, a menos que cuente su extraña habilidad en su vida cotidiana para repetir cualquier mentira que el presidente Trump le haya pedido que promulgue en un día determinado.

Puedes ver un extracto de la entrevista del congresista Brad Sherman con Dana Bash en la sala de redacción de CNN en el siguiente clip de video.

CNN Newsroom: “¿Es Usted lo suficientemente inteligente como para ver las declaraciones de impuestos del presidente?”, Dana Bash CNN le pregunta al representante Brad Sherman.

“Me sorprende ver a Sarah Sanders hablando sobre inteligencia. Si ella pensara que esa era una característica importante, probablemente habría elegido a otro empleador”, dice Sherman.
.

.